foro-3

6º aniversario de la Radio Ñuu Kaan y foro

Recientemente, tuvimos la oportunidad de participar en los festejos del 6º aniversario de la Radio Ñuu Kaan que, desde la comunidad mixteca de Santa María Jicaltepec, difunde y promueve la cultura afromixteca de la costa de Oaxaca y de Guerrero.

Tradicionalmente y por causa de la cercanía de fechas, la Radio Comunitaria Ñuu Kaan celebra al mismo tiempo su aniversario y el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Como parte de los festejos se organizó el día 7 de agosto pasado el foro “Los Derechos de los Pueblos Indígenas en la Costa Chica ¿avances o retrocesos?”, que contó con la presencia de autoridades municipales, agrarias y tradicionales de la misma población, así como de Pinotepa Nacional, su cabecera municipal. Participaron también radios comunitarias, organizaciones sociales y civiles, junto con habitantes de la población.

Las y los asistentes se dividieron en tres mesas de trabajo con los temas de: radios comunitarias, defensa del territorio frente a megaproyectos y derechos indígenas, como ejes de la reflexión colectiva. Posteriormente expusieron en plenaria las reflexiones de cada mesa, cuyos principales puntos se resumen a continuación y emitieron un pronunciamiento oficial.

 

Megaproyectos y territorios.

Una de las principales preocupaciones actuales de pueblos y comunidades en todo el mundo, son los llamados “megaproyectos de desarrollo”, que en nuestro país son impuestos a los pueblos indígenas por los gobiernos federal y estatales, recurriendo en muchos casos a la utilización de sus fuerzas represivas en contra de los opositores. No sorprende a nadie que esto se lleve a cabo sin tomar en cuenta a las comunidades que se verán perjudicadas por este desarrollo y sin observar los acuerdos firmados por México acerca de los debidos procesos de consulta previa, libre e informada (Convenio 169 OIT).

Los participantes del foro manifestaron que proyectos como las minas a cielo abierto, la construcción de parques eólicos, de super carreteras, de presa y represas hidráulicas, de conductos de gas, petróleo y otros químicos peligrosos, ponen en peligro permanentemente la vida de la población y la integridad de los territorios indígenas, causando grandes daños a las comunidades, como son la contaminación y destrucción de bienes naturales como bosques, arroyos y manantiales, riesgos para la salud de la gente y de los animales, el saqueo de recursos minerales y el despojo incesante de sus tierras, beneficiando a las grandes empresas transnacionales y a los representantes del gobierno que las impulsan.

                  

Telecomunicaciones y derechos indígenas.

Existe una gran inequidad en la asignación del espectro radioeléctrico de radiodifusión, que en vez de manejarse como un bien común se ha concesionado casi exclusivamente a las empresas comerciales. Por tales razones se exigió al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el organismo regulador en la materia, respetar el mínimo del 10% de dicho espectro que por ley corresponde para la concesión a radios comunitarias e indígenas, porcentaje que lxs participantes consideraron apenas como “las migajas del cuadrante”, comparándolo con otras legislaciones en nuestro contienente en las que se asigna a éstas hasta un 33% del espectro radioeléctrico.

Asimismo, se declaró la necesidad de que el mismo IFT y a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) establezcan programas que impulsen la comunicación indígena y afromexicana, considerándola como elemento primordial para la diversidad cultural de nuestro país y para el desarrollo de los pueblos indígenas y afromexicanos.

No pasó desapercibida la campaña mediática “Se busca por robo” que emprendió desde hace meses el organismo regulador en contra de los medios comunitarios, a la que se acusó de “racista y discriminatoria”, exigiéndose al IFT tanto como a todas las demás instancias de los gobiernos federal y estatales de Guerrero y Oaxaca, el respeto hacia las radios comunitarias que, “de manera legítima cuentan con el reconocimiento y permisos de sus autoridades tradicionales y comunitarias para brindar el servicio de radiodifusión comunitaria”.

El foro concluyó haciendo un llamado a las comunidades para organizarse, protestar y defender sus territorios, realizando más asambleas para dar a conocer a la población los daños que ocasionan dichos megaproyectos y asumir acciones colectivas que tengan como fin defender los territorios de las comunidades indígenas y afromexicanas de la región. De la misma, forma se reconoció el derecho de los pueblos indígenas y del pueblo afromexicano de contar con sus propias radios comunitarias, invitándose a las comunidades a fortalecer a las que ya operan en sus territorios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir