FORMACIÓN Y ENCUENTROS

La formación de comunicadores y comunicadoras indígenas y comunitarias, así como el fortalecimiento de sus colectivos y medios de comunicación son un elemento importante en el quehacer de Ojo de Agua. Nuestras actividades en este ámbito son muchas y variadas, algunas muy directas y pequeñas, otras más amplias. Aquí presentamos una selección de las más significativas, reunidas por el tipo de eventos que realizamos: Seminarios, encuentros y talleres. También incluimos una experiencia que implicó muchas acciones de formación en su conjunto para promover la integración de Espacios de Comunicación Comunitaria.

Seminarios

Desde 2005 Ojo de Agua ha propiciado espacios de información, discusión y reflexión en torno a temas de interés e importancia para el desarrollo y fortalecimiento de los medios comunitarios e indígenas. Desde entonces hemos realizado cinco de estos eventos, cada uno en una sede distinta. En la selección de la sede buscamos como anfitriones a colectivos, organizaciones o grupos comunitarios que estén involucrados en algún tipo de actividad vinculada a los medios de comunicación u otra actividad de organización de base. Así hemos llevado a decenas de comunicadoras y comunicadores indígenas a Cuetzalan, en la Sierra Nororiental de Puebla; a los Pueblos Mancomunados en la Sierra Norte de Oaxaca, a la comunidad de Teocelo en la Zona Centro del estado de Veracruz, a Capulálpam de Méndez en la Sierra Norte de Oaxaca y a San Cristóbal de las Casas en los Altos de Chiapas.

Cada seminario define ciertos temas para conocer, explorar y discutir, acompañados de personas expertas en los mismos. A petición de las y los integrantes, también hemos incluido talleres relacionados al quehacer de la producción de medios en múltiples aspectos.

De esta manera hemos explorado temas en torno al derecho y la legalidad de los medios de comunicación indígenas y alternativos, los grandes planes internacionales de desarrollo, el papel de los medios ante los megaproyectos en las comunidades, la equidad de género en las dinámicas de trabajo y los contenidos de los medios comunitarios e indígenas. A partir del IV Seminario, abrimos la invitación para incluir a comunicadores y comunicadores de Centroamérica, con miras a la formación de acciones y estrategias coordinadas para el territorio mesoamericano.

Los seminarios han generado muchísima satisfacción para las y los participantes. Han servido para ampliar horizontes y mejorar las capacidades de conocimiento e intervención, en torno a temas y formas de trabajar en la comunicación comunitaria. Vemos en estos seminarios también el terreno fértil para una vinculación entre comunicadoras y comunicadores en México y Centroamérica, y que esta vinculación se desarrolle de manera natural en moldes de redes o coordinaciones internacionales.

Encuentros estatales

Como fruto de las alianzas y la incidencia en políticas públicas con la Secretaría de Asuntos Indígenas del estado de Oaxaca, Ojo de Agua ha impulsado tres encuentros estatales de comunicación indígena. Estos encuentros generan mucho interés y atraen a más de 100 personas en cada evento. Los temas giran en torno al quehacer de los medios, el intercambio de experiencias y la exposición de temas de interés, en torno a los cuales se generan decisiones conjuntas expresadas en declaraciones que se producen en la conclusión de cada encuentro, y también en los resultados de los “micro-talleres”. Al igual que los seminarios, los “microtalleres” componen un elemento importante, satisfaciendo así necesidades de mejorar capacidades de producción y de expresión con los medios. Hemos visto que los encuentros son muy valorados por las y los comunicadores, ya que ofrecen un espacio para conocerse, vincularse y enterarse de temas importantes.

Reflexiones en torno a los seminarios y los encuentros

Hemos visto que con el tiempo, las dinámicas de talleres y seminarios se vienen pareciendo mucho. En los eventos futuros, hemos decidido hacer una diferenciación más clara, y vincular ambos para un complemento mutuo. Los encuentros servirán para todo tipo de comunicador y comunicadora vinculada con los medios comunitarios, en los que continuaremos con los micro-talleres, y ofreceremos espacios nutridos de intercambio y reflexión sobre temas de manera general. La participación será más o menos abierta. Mientras, los seminarios serán dirigidos a un grupo más selecto de personas, las que ya tienen más trayectoria en este ámbito de acción, y que hayan demostrado la capacidad e interés de explorar temas en ámbitos académicos y teóricos. A las y los integrantes de los seminarios ya hemos empezado a comunicarles los temas con anticipación, y les indicamos de que preparen algún trabajo o investigación para compartir y analizar. De esta manera, los seminarios ofrecerán la oportunidad de explorar temas más a fondo y llegar a conclusiones que podrán transformarse en estrategias que a su vez se compartirán en los encuentros.

Talleres

En Ojo de Agua impartimos talleres constantemente. La mayoría de ellos duran dos ó tres días y se vinculan directamente a mejorar capacidades de las y los comunicadores/as en temas técnicos, éticos y de contenidos. Intentamos que en todo momento se compense lo teórico con lo práctico, el hacer con el analizar, y la reflexión sobre cómo poder mejorar el quehacer de la comunicación en sus pueblos y comunidades. Aquí compartimos información y reflexiones sobre dos talleres que realizamos, uno hace más de 10 años, como un evento prolongado de tres sesiones de cuatro días de duración cada uno, y el otro una serie de talleres aislados, de tres días cada uno, pensado para comprender y aplicar conceptos de comunicación popular y comunitaria de manera más integral.

Ojos diversos

(2005-2006)

Como parte del proyecto Raíz de la Imagen (descrito más arriba), se ofreció un taller de producción de video en el Istmo de Tehuantepec. Las y los participantes vinieron de varias partes de la región, y nos concentramos en el Barrio del Pescador (Séptima Sección) de Juchitán de Zaragoza. La razón por la cual se escogió este espacio fue porque meses antes, un grupo de jóvenes que habían formado el Consejo Regional Ecológico Cultural del Istmo (CRECI) se habían acercado a Ojo de Agua para solicitar capacitación en medios audiovisuales.

Los jóvenes que conformaban el CRECI habían expresado su preocupación al ver los problemas de discriminación que se ven entre distintos pueblos indígenas de la región, un racismo intercultural que frenaba procesos organizados de mejorar calidad de vida y defender derechos.

Se empezó a planear de manera participativa, y así se invitó a personas provenientes de los pueblos zapoteco del Istmo, zapoteco de la Sierra Sur, chatino, zoque, ikoots, afromestizo y mixe. La enorme respuesta a la convocatoria nos obligó a aumentar el número de participantes al doble de lo planeado, y aún así el cupo resultó insuficiente. Las y los jóvenes analizaron su entorno, definieron temas e hicieron producciones de video sobre temas específicos.

Más allá de aprender a hacer video comunitario, Ojos Diversos aportó al desarrollo de varias iniciativas comunitarias de comunicación de todo tipo, incluyendo el inicio de tres radios: Radio Totopo (En el Barrio del Pescador en Juchitán de Zaragoza), Radio Guluchi (Santo Domingo Zanatpec) y La Colectiva Radio (Santo Domingo Petapa). De ahí se ramificaron otras iniciativas de comunicación, activismo y promoción cultural en diversas partes del Istmo, algunas de las cuales seguimos acompañando.

Espacios de Comunicación Comunitaria
(2007-2008)

Durante una de nuestras reuniones de planeación, Tonatiuh empezó a cuestionar nuestra forma de impulsar los procesos de comunicación comunitaria, cuestionamiento que nos llevó a concebir la idea de iniciar procesos regionales de formación, de armar centros autogestivos basados en regiones o por proximidad geográfica, desde donde varias iniciativas podían apoyarse entre sí y tener un alcance mayor. Este nuevo planteamiento también implica el análisis del entorno y la decisión sobre incidencia con los medios que se tiene al alcance. Ya con un proyecto elaborado y una exitosa gestión de fondos, empezamos a trabajar sobre esta nueva modalidad.

Los tres lugares a los que nos dirigimos fueron Villa Talea de Castro, donde acompañamos la formación de Didza Kieru radio; el Espacio de Comunicación Comunitaria del Istmo (como continuidad al proyecto “Ojos Diversos” también mencionado en este texto); y Yoltajtol, un colectivo de jóvenes en los municipios de Cuetzalan y San Miguel Tzinacapan, en la Sierra Nororiental de Puebla.

Cada uno de estos espacios agarró su propia personalidad, dinámicas, inquietudes y retos. Ya entrados en el trabajo, Clara propuso que añadiéramos un grupo de mujeres, y así empezar a trabajar el tema de equidad de género de manera más directa. Se formó un cuarto centro de comunicación comunitaria en la región mixe, que se autonombró “Tsäpijy

En cada uno de estos lugares trabajamos con dinámicas de reflexión, de consolidación de grupos, de análisis del entorno y de aprendizaje en el manejo y lenguaje del video y de la radio. Un integrante distinto se encargó de cada grupo, y le dio su propio carácter a la dinámica de trabajo.

Al pasar de los años, cada uno de estos espacios vivió su propia evolución. A seis años de haber concluido el proyecto podemos decir que los resultados no son los que esperamos, pero sí bastante favorables. En la Sierra Nororiental de Puebla, el grupo que se había formado se fue desagregando, hasta que la iniciativa de instalar una radio comunitaria en San Miguel Tzinacapan reunió a algunos de ellos, que se han sumado con muchachos más jóvenes en la creación y operación de de Radio Tzinaca, una radio muy integrada a la comunidad en San Miguel Tzinacapan. Radio Didza Kieru sufrió problemas, la mayoría a causa de fuertes diferencias personales adentro del equipo de trabajo. Ahora esas diferencias están esencialmente rebasadas y el colectivo, con el acompañamiento de la asamblea comunitaria sigue con la radio, y además encabeza un proyecto de vanguardia que implica la operación y administración de un sistema de telefonía celular autónomo y comunitario. El Espacio de Comunicación Comunitaria del Istmo nutrió varias iniciativas propias, a las cuales se han sumado otras, y aunque ya no se identifican con ese nombre, reconocen la experiencia como referente en su trayectoria.

La Guelaguetza Radial

(2009, 2011, 2013)

Desde 2006 a la fecha, el número de radios comunitarias en Oaxaca ha crecido de manera impresionante, y así también la demanda para talleres. No es raro andar en las regiones de las comunidades escuchando emisiones automatizadas con cabinas vacías; son demasiadas las radios que se limitan a la emisión de música comercial y a dictar la hora del día con programas de computadora que sólo requieren encenderse en la mañana y apagarse en la noche. El espíritu de la radio comunitaria a veces se escapa, no por falta de ganas, pero sí por falta de experiencia, capacidades, y formas de solventar los gastos que implica sustentar una radio que no tiene ingresos.

Ante esta necesidad, nos acercamos a la organización llamada radialistas apasionadas y apasionados, fundada por el principal impulsor de radio popular en América Latina, José Ignacio López Vigil. Con la colaboración de José Ignacio y sus colegas, hemos impartido tres eventos que hemos llamado “Guelaguetzas Radiales”. Los temas que hemos cubierto giran en torno a lo técnico, así como el lenguaje y la producción radiofónica con enfoque de género. A la fecha de escribir este texto, estamos planeando un cuarto taller con la organización ecuatoriana, sobre la producción de radiodramas con participación comunitaria y nuevamente con enfoque de género.

Los talleres impartidos por las y los colaboradores de Radialistas Apasionadas y Apasionados rinden excelentes resultados. Para empezar, todo mundo reconoce a José Ignacio por lo que ha logrado en ámbitos continentales. También, la calidad de la enseñanza es de altísimo nivel, con tonos constructivos, críticos, analíticos y muy motivadores. Las personas que participan en estos talleres, que duran solamente tres días muy intensivos, se cargan de energía, regresan a sus pueblos con mayor claridad sobre lo que quieren y deben hacer en sus comunidades.

Cuando se realiza una Guelaguetza Radial, aprovechamos la presencia de personas con tanta experiencia y visión para que ofrezcan una charla pública sobre temas relacionados a la comunicación popular, los derechos de la libre expresión y la democratización de los medios. Estas charlas son muy concurridas por personas involucradas en los medios de comunicación en la ciudad de Oaxaca.

Llamamos esta actividad “La Guelaguetza Radial”, aludiendo a una costumbre zapoteca de compartir con otras y otros lo que se tiene. Cuando Ojo de Agua empieza a organizar este evento, invita a otras organizaciones a participar en sus preparativos. Con la finalidad de alimentar procesos de colaboración. Desafortunadamente, el resultado de este compartir en la organización no ha sido muy productivo, y mucha de la carga del trabajo ha recaído casi exclusivamente en Ojo de Agua. Es por esta razón que hemos decidido continuar con estos talleres, pero sin depender de otros y otras en el proceso organizativo. No estamos rechazando la posibilidad de sembrar mejores dinámicas de colaboración futuras, pero sí tenemos que definir modos de hacerlo sin generar tanto desgaste por parte de nuestra organización.