Raíz de la Imagen y el Movimiento Social en Oaxaca

Una confrontación violenta entre el gobierno del estado y una parte del pueblo oaxaqueño explotó el 14 de junio, apenas terminadas las actividades más importantes de Raíz de la Imagen. Este acontecimiento marcó el inicio de un movimiento social que llegaría a ser conocido en todo el mundo.

Una confrontación violenta entre el gobierno del estado y una parte del pueblo oaxaqueño explotó el 14 de junio, apenas terminadas las actividades más importantes de Raíz de la Imagen. Este acontecimiento marcó el inicio de un movimiento social que llegaría a ser conocido en todo el mundo.

Un breve recuento

La marginación y represión en Oaxaca ha sido fuerte y descarada durante siglos. Esta situación se agudizó desde 1998 y de manera especial desde que llegó al poder en 2004 el actual gobernador, Ulises Ruiz Ortiz.

Para las gestiones de Raíz de la Imagen, especialmente en relación con la celebración del VIII Festival Internacional de Cine y Video de los Pueblos Indígenas en la ciudad de Oaxaca,  tuvimos que recurrir a las instituciones del gobierno del estado, ya sea para solicitar el uso de los inmuebles oficiales o algún otro tipo de apoyo puntual. En particular, la Secretaría de Cultura y la Asociación de Radio y Televisión de Oaxaca mostraron gran entusiasmo con el proyecto. Ellas abrieron importantes canales para que tuviéramos mayor difusión y también brindaron acceso a los espacios más importantes de exhibición y reunión para los varios eventos, especialmente para el festival. Viendo el desarrollo de nuestro evento con sumo beneplácito, llegando incluso a expresar su interés por instituir el Festival Raíz de la Imagen como un evento anual y por difundir el video indígena a través del canal de televisión del estado.

Durante la celebración del festival en la Ciudad de Oaxaca nos encontramos en medio de un plantón masivo de la delegación oaxaqueña de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación: la Sección XXII de la CNTE. Convivir con un plantón que bloquea las calles principales del centro de la ciudad no es cosa nueva para el pueblo oaxaqueño; sin embargo esta vez el acto de protesta se había prolongado más de lo acostumbrado, ya que el gobernador se negaba a negociar con el sindicato. Dado que Ojo de Agua Comunicación ha tenido una relación solidaria con la Sección XXII, mantuvimos un diálogo con sus representantes, quienes también vieron nuestro proyecto con buenos ojos.

De esta manera logramos que la dirigencia de la Sección XXII permitiera acceso a ciertos edificios del gobierno del estado que había bloqueado como parte de su protesta. En esos momentos Ojo de Agua logró mantener una buena relación con ambas partes en conflicto para asegurar un buen resultado de los eventos de Raíz de la Imagen. Quienes estuvimos organizando el festival y todas las personas que atendieron las proyecciones, presentaciones, asamblea, reuniones y seminarios teníamos que movernos, a veces en medio de lluvias torrenciales, entre los plásticos tensados por telarañas de cuerdas amarradas de un lado a otro de las calles; era un laberinto repleto de cartones usados como colchones improvisados y miles de personas pacíficamente instaladas para expresar su protesta colectiva. Este elemento agregado al ambiente del festival fue una incomodidad aceptada y solidariamente asumida por todas y todos. Hasta se puede decir que el plantón magisterial se sumó, a pesar de su decepcionante pobreza creativa, al tono de comunicación alternativa y lucha popular del evento.

La explosión

Menos de 48 horas después de concluir la Asamblea General de CLACPI, mientras varias de las personas invitadas continuaban alojadas en hoteles sobre las mismas calles del plantón, se desató la violencia de las fuerzas del estado contra la Sección XII.

Un operativo implementado con policías, perros entrenados y un helicóptero desde donde se lanzaban gases lacrimógenos, intentó desalojar el plantón. Fue un momento crucial para Oaxaca. Miles de personas se movilizaron en apoyo al magisterio respondiendo al ataque de la policía con inmenso coraje. La cruda confrontación concluyó cuando el pueblo levantado logró expulsar a la Policía del centro de la ciudad, y el plantón volvió a instalarse. Esta victoria alentó una serie de acciones de resistencia y constituyó el inició de una lucha del pueblo oaxaqueño conocida en todo el mundo y que aún continúa.

En esta confrontación, los medios de comunicación jugaron y siguen jugando un papel crucial y Ojo de Agua ha estado involucrada directamente en la construcción de formas de resistencia. El 14 de junio vimos cómo la televisión local y nacional reportaba mentiras, minimizando la violencia del operativo, y descartando las importantes acciones de protesta y defensa del pueblo; decidimos difundir las evidencias que nuestras cámaras y grabadoras captaban, que daban voz a un importante sector de la sociedad en declarada indignación y resistencia. La intención era romper el cerco de la censura y la desinformación construido por los medios oficiales y comerciales. Fue y sigue siendo muy importante evidenciar cómo miles de personas se encuentran, a partir de la lucha sindical, en una unificación insospechada en la historia reciente de México. Pero además de ser el día que comenzó la gran movilización ciudadana, el 14 de junio de 2006 también se convirtió en un momento crucial para Ojo de Agua. Nuestro trabajo con el proyecto de Raíz de la Imagen había logrado aglutinar a varios grupos e individuos que se dedican a la comunicación con medios alternativos y los beneficios de este proceso se volvieron evidentes en la  forma espontánea en que muchos de estos comunicadores y comunicadoras, así como diversos miembros de organizaciones de base que hacían registros con cámaras y grabadoras de audio, se acercaban para sumarse a trabajos colectivos que comunicaban lo que estaba sucediendo. Es de esta asociación espontánea que surge Mal de Ojo TV: colectivo de comunicadores y comunicadoras independientes que juntamos nuestro conocimiento y esfuerzo para dar voz a los reclamos y la lucha del pueblo oaxaqueño en este movimiento de protesta, resistencia y defensa ante la represión del Estado.

Energía fortalecida y transformada

La energía y espíritu que generó Raíz de la Imagen, a través de sus talleres de producción, proyecciones en ciudades y comunidades, las reuniones de planeación, el Seminario de Comunicación Indígena, el Festival del CLACPI y las acciones de fortalecimiento de CLACPI, se condensaron, y una parte de esa condensación abonó la formación de Mal de Ojo TV.

Desde el 14 de junio, con nuestras acciones apuntadas directamente a fortalecer la lucha, nuestros videos fueron difundidos ampliamente. Los cientos de copias que elaborábamos e inmediatamente distribuíamos se multiplicaban en miles, especialmente por vendedores de películas “pirata”, que sin duda ganaron mucho dinero vendiendo nuestras producciones sin autorización. El contenido y la amplia distribución han permitido que el trabajo de Mal de Ojo TV haya contribuido a visibilizar la lucha ampliamente. El gobierno del estado, y los medios de comunicación bajo su control, aún tratan de dest

ruir el movimiento desinformando y motivando a grupos, organizaciones y comunidades a oponerse y a confrontar el proceso social. Sabemos que en algunas comunidades, al ver las producciones de Mal de Ojo TV, descubrieron el engaño del Estado. Y en lugar de apoyar al gobierno, éstas han decidido formar parte del movimiento social. El interés expresado por las y los funcionarios antes del conflicto, para continuar colaborando en acciones que darían continuidad a los esfuerzos de Raíz de la Imagen ya no se materializaron, y nuestra organización tampoco lo ha buscado. Hemos sufrido amenazas de represalias y nuestra postura política claramente asume el cierre de todo tipo de colaboración con un gobierno repleto de abusos y corrupción. Gracias al hecho que gran parte del financiamiento de Raíz de la Imagen no dependió del gobierno, y que lo poco que de él obtuvo se había terminado al concluir la Asamblea General de CLACPI, el avance de los trabajos programados no se vio afectado. Es más, la gente de organizaciones de base ahora mantienen actitudes de mayor interés para colaborar con Ojo de Agua. En otras palabras, terminamos —y hoy repudiamos– una alianza con el gobierno del estado, y redescubrimos el potencial para fortalecer el trabajo directo con comunidades y organizaciones de base.

Hay quienes especulan que el gobierno esperó a que terminaran las actividades más visibles de Raíz de la Imagen: el VIII Festival, el V Encuentro de Comunicadores Indígenas y la Asamblea de CLACPI, para implementar su operativo. Se piensa que la presencia de tanta gente de tantos países dedicada a la comunicación indígena les inhibió, que tenían miedo a que sus ya planeados abusos de poder y violaciones descaradas se pusieran en evidencia. Lo que no calcularon es que en Raíz de la Imagen se sembraron muchas semillas que iban a germinar y a servir como voces para la expresión de la lucha del pueblo en contra de las arbitrariedades y de la impunidad.

Las acciones que en Ojo de Agua emprendimos, como parte importante del colectivo Mal de Ojo TV, ocupó prácticamente todo nuestro tiempo y energía durante varios meses. Además, la situación política y social en el estado dificultó el avance en otras actividades, ya que hubo constantes acciones de represión y persecución por parte del Estado, así como resistencia organizada por parte del movimiento. Desde finales de octubre y hasta enero de 2007, con acciones sumamente brutales que incluyeron la persecución, el encarcelamiento y la tortura por parte de la Policía Estatal y de la Policia Federal Preventiva apoyadas por la Armada de México, las muestras de insumisión fueron aplacadas, más no pudieron ser aniquiladas, esto es: las movilizaciones cesaron, pero el movimiento sigue vivo.

Retomando proyectos

Fue en enero de 2007 cuando pudimos retomar acciones programadas por Ojo de Agua. Las actividades programadas, en gran parte, consisten en aprovechar la abundante energía generada por Raíz de la Imagen para continuar fortaleciendo la comunicación indígena. El ímpetu del Festival había mermado, ya que pasaron muchos meses desde su conclusión, sin embargo, el conflicto  y el movimiento social también avivó a conciencia en muchas comunidades para generar medios de comunicación propios e independientes, y comprender de manera más concreta, lo valioso que puede ser, como estrategia, armar redes de difusión e intercambio para mantenernos informadas e informados.

Es sobre estos ejes que ahora Ojo de Agua se está moviendo; estamos convencidas y convencidos de que continuar con nuestro trabajo de fortalecer la expresión y comunicación indígena es un elemento clave en esta etapa de transformaciones políticas  sociales que México necesita. La imposibilidad de colaboración entre el gobierno del estado actual y Ojo de Agua para dar continuidad a Raíz de la Imagen no nos preocupa. Ahora, tenemos una cobertura con las comunidades mucho más eficaz que con las facilidades de difusión y promoción que el gobierno, en su momento, quiso ofrecer. El alternativo es un camino de difusión más difícil y complejo, que implica construir, complementar y fortalecer lo que ya existe; sin embargo, contiene un potencial sumamente importante, que puede fácilmente superar cualquier posibilidad real de alcance e impacto por medio de infraestructuras gubernamentales actuales. Infraestructuras que además, hoy por hoy, no sirven a la ciudadanía sino a un gobierno que se funda en la voluntad de conquista y de dominación de los otros y de la naturaleza, con el recurso de la violencia directa. Por ello desde el 14 de junio, sin pensarlo dos veces, optamos por el camino con y junto a la sociedad movilizada, sumándonos con nuestro esfuerzo a una coalición de fuerzas hecha por razones éticas, mucho más que por razones políticas. Una coalición de valores que se funda en la hospitalidad y en la acogida incondicional del otro y de la otra, en el respeto a su cultura y la disposición a hacer una alianza duradera con él, con ella, con el pueblo.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario