Entradas

muralmatias03

Murales colectivos, radios comunitarias y comunicación popular

A finales del mes de febrero pasado, realizamos junto con alumnas y alumnos del COBAO de Matías Romero Avendaño, el último de los murales colectivos que teníamos programados como parte del proyecto Comunicación transformadora para la defensa de los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas, que comenzamos a finales del año de 2015.

Meses antes, en “la” escuelas primarias José Vasconcelos y Nicolás Bravo, de Matías Romero:

tomado del informe sobre el mural de Matías Romero
En esta compleja región que conecta distintos tipos de megaproyectos, se retrataron los oleoductos y sus fugas contaminadoras, el tendido  de alta tensión y la construcción de torres de transmisión en medio de poblados, donde sus emisiones electromagnéticas son nocivas para la salud.

La radio “Las Voces de los Pueblos” lanzó una invitación al público para participar en el mural, también invitó a algunos de las y los colaboradores de la radio, entre ellos, las y los niños que acuden a nuestras sesiones de la expresión de la niñez.

El grupo que inició la planeación se conformó por 15 personas, incluyendo a 6 mujeres, 2 niñas y 2 niños. En la sesión de planeación el grupo se presentó, ya que algunos no se conocían entre sí. Posteriormente, se estimuló una reflexión sobre las realidades que ahí se confrontan. Se compartieron imágenes, gráficas, fotografías de fugas de gas, de petróleo, del tendido de líneas eléctricas, de flora y fauna muerta por el evenenamiento de la tierra, etc.

Se acordó que en el mensaje no predominaran los aspectos negativos o fatalistas y que no se retrataran como víctimas, sino como un pueblo con la posibilidad de la autodeterminación. De ahí se pensó en hacer un contraste, un conflicto entre dos posibles futuros: el negativo, con destrucción y contaminación, y el positivo en comunidad y en armonía con la naturaleza, valorando la fuerza de la mujer, de la tradición y de la comunidad.

Se buscó el apoyo de la escuela primaria de Matías Romero, la cual ofreció un muro en el exterior del edificio, en una calle céntrica, muy transitada, junto a un mercado.

La figura central es una mujer/árbol, en la vestimenta tradicional de la región. Sus manos extendidas son las ramas del árbol, y de la parte baja de su falda larga y bordada (del traje tradicional de la región) emanan las raíces hacia la tierra. En la parte derecha de la mujer/árbol vemos su brazo/rama seca, defoliada, y un mundo quemado por los químicos y la contaminación, un río muerto, al que se le derraman líquidos nocivos de oleoductos rotos, líneas de alta tensión que se imponen en el paisaje y una antena de transmisión a medio construir. La antena es una réplica de la que se encuentra en un barrio de Matías Romero, que los vecinos lograron parar. El colectivo de este barrio jugó un papel muy activo en la elaboración del mural.

Del lado izquierdo se ve un mundo verde, armónico, en el que casas y gente hacen comunidad. Abundan el alimento y el agua. Se retrataron algunas casas para aludir a los barrios más caraterísticos de Matías Romero. Su inauguración se hizo mediante un acto cívico de la Escuela Primaria, con un grupo grande de niñas y niños participando.

Un elemento interesante en la experiencia de pintar este mural es que el proceso de pintarlo también se convirtió en un acto de fortalecimiento comunitario. En Matías Romero, los comercios locales y locatarias del mercado se interesaron y no faltó quien prestara una escalera, una escoba o una cubeta.

Había quienes al pasar preguntaban, y de pronto se ponía a pintar también. Les ofrecíamos una brocha, una breve explicación, y dejábamos que aportaran su tiempo e inspiración. Así niñas, niños, madres, padres, comerciantes y traseúntes participaron en la elaboración de los murales.
En todos los casos los murales ocupan espacios muy visibles, por donde circula constantemente gran cantidad de gente.

De esta manera, el pintar este mural ha generado mensajes que la comunidad entiende y asume, genera un acto que acerca a la comunidad misma, y deja algo que permite continuar con la discusión y, para algunos, en continuar con la idea de hacer murales con mensajes sociales y comunitarios para la transformación de las mismas.

Este proyecto ha sido la continuación de una serie de esfuerzos sostenidos durante la última década por Ojo de Agua Comunicación y radios comunitarias de la Costa, del Istmo y de los Valles Centrales, como Guluchi, en Zanatepec; la Ixhuateca, en Ixhuatán; Ñuu Kaan, en Jicaltepec; Teiti Radio Lova Dani, en Teitipac; las Voces de los Pueblos, en Matías Romero; Estéreo N’doso, de Jicayán; Estéreo Lluvia, de Tututepec; y Ecos de la Montaña, de Yucuhiti; con el apoyo de la ONGD vasca Kultura Communication y Desarrollo, así como el financiamiento de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo.

Nuestro propósito ha sido fortalecer a las radios comunitarias y a los actores sociales con quienes colaboramos, en sus esfuerzos por informar a la población e impulsar la participación ciudadana en la defensa del territorio y de los bienes comunes, en la promoción y defensa de los derechos colectivos, de los derechos de las mujeres y de los derechos de la infancia.

La realización de murales colectivos es parte de nuestra propuesta de comunicación popular, con la que intentamos animar la reflexión cotidiana sobre preguntas como quiénes somos, qué queremos para el futuro de nuestra comunidad, qué amenazas existen para la convivencia armónica, para la salud colectiva, para nuestro medio ambiente y nuestra forma de vida, además de qué estamos haciendo y qué podemos hacer para mejorar la situación. Partimos siempre de un diagnóstico participativo comunitario y construimos paso a paso estos vistosos murales, que pretender convertirse en una especie de mapa en el cual frecuentemente se plasma la historia del pueblo y de su territorio, la problemática que enfrentan en el momento presente y las expectativas que tenemos para el futuro.

Desde el ya lejano año de 2007, comenzamos a desarrollar esta actividad como soporte de procesos más amplios en los que intentamos involucrar la participación alegre y creativa de jóvenes, niñxs, mujeres, autoridades y de comuneros en general en actividades artísticas y culturales orientadas desde la educación popular y con una mirada que, desde las relaciones de género hasta la imposición de la minería en nuestras comunidades, devele los mecanismos que sostienen cada una de nuestras relaciones de poder. Entre las actividades participativas que buscan entrar en resonancia con el mural, promovemos los concursos regionales de canción que han comenzado a convocar las radios, la producción de programas radiofónicos, radionovelas, videoclips, videocartas y documentales en video, además de la realización de muestras comunitarias de cine y radio, foros y encuentros de reflexión y la impartición de diplomados radiofónicos.

 

 

La propuesta original surgió en colaboración con Andrea Searle, muralista que había desarrollado la metodología en talleres previos con comunidades zapatistas de Chiapas. En  nuestro caso los adoptamos como una actividad de nuestro trabajo con los Espacios de Comunicación Comunitaria que impulsábamos con organizaciones comunitarias de Capulalpan de Méndez, en la Sierra Juárez, Santo Domingo Petapa, en el Istmo y Cuetzalan, en la Sierra Norte de Puebla. Siendo así como surgieron los 3 primeros murales que impulsamos.

De esta manera comenzamos a explorar las posibilidades de esta técnica artística como medio de comunicación. Hasta la fecha hemos impulsado la realización de once murales, con la participación de las radios mencionadas, así como de una gran cantidad de personas y organizaciones de las distintas regiones y, por supuesto, la generosa colaboración de las y los artistas Andrea Searle, Baltazar Castellanos, Alejandra Canseco, Melanie Otto, Francisco Rojas, Rafael Ortiz García, Ernesto Villalobos y Yuyé Hernández.


Fragmento del mural de Capulalpan en el cartel de un festival contra la minería

Fragmento del mural de Capulalpan en el cartel de un festival contra la minería

Video del mural colectivo infantil realizado en 2014 por niñas, niños y jóvenes de Santa María Jicaltepec, Pinotepa, Oaxaca, con la guía del maestro Baltazar Castellano Melo.

catel-festival-cancion-tututepec

1er Festival de la Canción de Tututepec

Consulta las bases:

http://ojodeaguacomunicacion.org/wp-content/uploads/2016/09/Covocatoria-festival-de-la-canción-Tututepec-16.pdf

enlace zapatista-corto

Apunte sobre la guerra contra el magisterio en resistencia: La Hora del Policía 3.

por Comandante Moisés y Subcomandante Galeano, Junio del 2016.

Del cuaderno de apuntes del Gato-perro:

.- No sabemos si en el resto del país, pero al menos en Chiapas, los de arriba están perdiendo la guerra mediática.

Hemos visto a familias enteras, en el medio rural y el urbano, apoyar al magisterio. Y no nos referimos a apoyos del tipo “este puño sí se ve”, “el pueblo unido, jamás será vencido”, y las consignas que, a pesar de las distancias en calendarios y geografías, siguen siendo las mismas, porque abajo sigue siendo de elemental principio la solidaridad. Si en movilizaciones anteriores del magisterio rebelde, la “ciudadanía” (ese término que oculta la desigualdad) se mostraba hastiada y molesta, ahora las cosas han cambiado.

Cada vez más son las familias que socorren a l@s maestr@s, los apoyan para sus viajes y marchas, se angustian cuando son agredid@s, les ofrecen alimentos, bebidas y refugio. Son familias que, según la taxonomía de la izquierda electoral, estarían “embrutecidas” por la televisión, “son come tortas”, “están alienadas”, “son acarreadas”, “no tienen conciencia”. Pero al parecer, la descomunal campaña mediática en contra del magisterio que resiste, ha fracasado. El movimiento de resistencia contra la reforma educativa se ha convertido en un espejo para cada vez más gente-gente (es decir, no la de organizaciones sociales y políticas, sino gente común). Como si se hubiera despertado un sentimiento colectivo de urgencia ante la tragedia que viene. Como si cada golpe de tolete, cada bomba de gas, cada bala de goma, cada orden de aprehensión, fueran consignas elocuentes: “hoy la ataco a ella, a él; mañana iré por ti”. Tal vez por eso, detrás de cada maestro hay familias enteras que simpatizan con su causa y con su lucha.

¿Por qué? ¿Por qué un movimiento que ha sido ferozmente atacado por todos los frentes sigue creciendo? ¿Por qué, si son “vándalos”, “holgazanes”, “terroristas”, “corruptos”, “opositores-al-progreso”, mucha gente de abajo, no poca de en medio, y hasta alguna de arriba, saluda, así sea a veces en silencio, al magisterio que defiende lo que cualquier persona defendería?

.- “La realidad es mentira”. Así pudo haber cabeceado su nota el diario chiapaneco mal llamado “Cuarto Poder” (un medio nostálgico por la época de fincas y señores de horca y cuchillo) cuando “denunciaba” que era falsa la fiesta popular que, el pasado 9 de junio y en las calles de Tuxtla Gutiérrez, capital del suroriental estado mexicano de Chiapas, se celebró en apoyo al magisterio en resistencia. Parachicos, danzantes, musiqueros, trajes tradicionales, personas en sillas de ruedas, marimbas, tambores, pitos y flautas, lo mejor del arte zoque y miles de personas saludando la resistencia de l@s maestr@s. Del “éxito” de la guerra mediática contra la CNTE da cuenta una pancarta que rezaba “Gracias maestro, por enseñarme a luchar”. Otra más señalaba: “No soy maestro, pero soy chiapaneco y estoy contra la reforma educativa”.

Pero la que molestó a los directivos de “Cuarto Poder” fue la que decía, palabras más, palabras menos: “Si al güero Velasco lo ponen a gobernar en el desierto, en unos meses escaseaba la arena”.

.- Pues, a más de 3 años de que se promulgara la presunta “reforma educativa”, el señor Nuño todavía no puede presentar algún argumento educativo, así sea mínimo, a favor de su “programa de ajuste de personal”. Sus argumentos han sido, hasta ahora, los mismos de cualquier capataz de la época porfirista: gritos histéricos, golpes, amenazas, despidos, encarcelamientos. Los mismos que emplearía cualquier triste y gris aspirante a policía posmoderno.

.- Ya los golpearon, ya los gasearon, ya los encarcelaron, ya los amenazaron, ya los despidieron injustamente, ya los calumniaron, ya decretaron de facto el estado de sitio en la Ciudad de México. ¿Qué sigue? ¿Qué los desaparezcan? ¿Qué los asesinen? ¿En serio? ¿La reforma “educativa” nacerá sobre la sangre y cadáveres de maestras y maestros? ¿Van suplir los plantones magisteriales con plantones policíacos y militares? ¿Los bloqueos de protesta por bloqueos con tanques y bayonetas?

.- Lecciones para Nuño sobre Terrorismo. La toma de rehenes (que eso y no otra cosa es la detención de miembros de la dirección de la CNTE), en cualquier terrorismo (el del Estado y el de sus espejos fundamentalistas) es un recurso para forzar un diálogo y una negociación. No sabemos si allá arriba se han dado cuenta o no, pero resulta que la otra parte (el magisterio) es quien busca el diálogo y la negociación. ¿O la SEP ya se afilió a ISIS y toma rehenes sólo para sembrar el terror?

.- Hay una anécdota que circulaba entre los servicios de inteligencia gubernamentales de las grandes potencias. Dicen que, para ganar la batalla mediática en la guerra contra Vietnam, los servicios de inteligencia norteamericanos creaban, ésa es la palabra, escenarios de victorias rotundas, de la creciente debilidad del enemigo, de la fortaleza moral y material de las tropas propias. Porque resulta que la estrategia llamada “ganar mentes y corazones”, que inicialmente estaba destinada a librarse en Vietnam, tuvo que librarse en las calles de las grandes ciudades de la Unión Americana. Después de ese abril de 1975 -que recordaba la derrota en Playa Girón, en la Cuba digna, en el mismo mes, pero de 1961-, un funcionario norteamericano dijo: “el problema es que fabricamos tantas mentiras para los medios que acabamos por creerlas nosotros mismos. Creamos una escenografía de victoria que ocultaba nuestro fracaso. Nuestra propia estridencia evitó que escucháramos el estrépito de nuestro derrumbe. No está mal mentir, lo malo es creerse las propias mentiras”. En fin, es claro que nosotras, nosotros, zapatistas, no sabemos mucho de medios de comunicación, pero en nuestra humilde opinión, es mal negocio poner, al frente de la campaña mediática de una privatización descarada, a un capataz triste y gris que quiere ser policía.

.- Iniciar a la niñez en los primeros pasos a la ciencia y el arte, eso es lo que hacen los maestros, maestras y maestroas.

Doy fe.
Maiu-Guau

Nota: Las dos partes anteriores pueden leerse en: enlacezapatista.ezln.org.mx

videocarta_Prepa1-2

Prepa José Martí manda saludos

 

En San Francisco Ixhuatán, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, México, las y los estudiantes de la preparatoria por cooperación José Martí nos hablan del proyecto comunitario de su particular escuela, nos muestran el modo de vida de los habitantes de la región y comparten algunas de sus actividades cotidianas, mientras se dirigen a un destinatario imaginario, que lucha por salir de la virtualidad.

Esta videocarta fue realizada por el grupo de jóvenes que conforman el colectivo Utopía, a partir de un taller de producción que impartieron Eva Melina y Sergio, como parte de nuestro proyecto Vida y Territorio en Mesoamérica.

Duración: 22 minutos.

Saludos desde Zanatepec

Saludos desde Zanatepec

 

Para realizar su videocarta, un grupo de estudiantes de la telesecundaria de Santo Domingo Zanatepec, en el istmo oaxaqueño, visita el Centro Campesino de Asesoría y Capacitación Integral (CECACI) para conversar con Abisaid, quien les invita a presentarse en la radio comunitaria Guluchi, donde expresan al aire sus preocupaciones sobre la contaminación de la naturaleza  y los temores que les ocasiona la posible apertura de una mina en el municipio.


Después nos presentan sus casas y a sus familias, nos llevan de recorrido por los lugares emblemáticos de Zanatepec y conocemos las actividades de la Casa del Pueblo. Conversan con las locatarias del mercado, asisten al Parque Ecológico Las Candelas, donde el Grupo Ecologista de Zanatepec ofrece un recorrido a pequeñxs alumxs de preescolar y entrevistan a unos y otros. En la entrevista conocemos la iniciativa para transformar un antiguo basurero ubicado junto al rio, en este hermoso parque y los esfuerzos del grupo ecologista por promover en las nuevas generaciones el amor y cuidado por la naturaleza.

Conocemos la tradición infantil de la Guerra de Huevos y terminamos zambulléndonos con ellxs en las aguas del Boquete, uno de los sitios paradisiacos que los habitantes de este municipio reservan para sus momentos de esparcimiento.

Realización colectiva
Dur: 24 minutos
Año 2015

Saludos desde el pueblo que dice no a la mineria

Saludos desde el pueblo que dice no a la mineria

 

Niñas y niños de Magdalena Teitipac, en los Valles Centrales de Oaxaca, nos muestran su comunidad, los juegos con los que se divierten, las actividades que realizan y nos presentan a algunos de los personajes del pueblo, a quienes entrevistan para descubrir detalles sobre la vida en esta región.


Especialmente, nos relatan cómo las mujeres de Magdalena Teitipac participaron en el movimiento que logró echar a la mina del territorio comunal, poniendo a salvo tanto a la tierra misma que estaba siendo destruída, como a la salud y vida de sus habitantes.

Realización: Sergio Julian Caballero, Eva Melina Ruíz González
25 min
2015

Territorio Chimalapa

Territorio Chimalapa

 

Pueblo Zoque

Desde hace miles de años, el pueblo zoque ha convertido la región de los Chimalapas en el territorio que le da vida e identidad. A partir de la llegada de los españoles, las riquezas naturales de los Chimalapas comenzaron a ser codiciadas y saqueadas, proceso que se aceleró en las últimas décadas con la invasión de compañías madereras y de terratenientes ganaderos.

Actualmente, las comunidades de los Chimalapas se organizan para defender su territorio, evitando la explotación de sus recursos naturales, y con la conciencia de que lo hacen en beneficio de las próximas generaciones y de la vida en el planeta.

Realizador: Tonatiuh Díaz González
Producción: Ojo de Agua Comunicación, Media Llum

Investigación: Iliana Amoroz Solaegui, Emanuel Gómez
Duración: 12:30 minutos
Año: 2005

Temas: Medioambiente, Despojo, Organización Social