Entradas

Pronunciamiento Segundo Encuentro de Autoridades Municipales y Agrarias del Estado de Oaxaca

Pronunciamiento Segundo Encuentro de Autoridades Municipales y Agrarias del Estado de Oaxaca


EL SEGUNDO ENCUENTRO DE AUTORIDADES MUNICIPALES Y AGRARIAS DEL ESTADO DE OAXACA, REUNIDOS EN LA POBLACIÓN DE ASUNCIÓN, NOCHIXTLÁN, OAXACA, 2 DE JULIO DE 2016

PRONUNCIAMIENTO:

1. Condenamos el ultimátum del Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong y la postura de represión que han manifestado los gobiernos Federal y del Estado de Oaxaca, en contra de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y los padres de familia, organizaciones sociales y pueblos que se están manifestando en contra de la reforma educativa.

2. Exigimos a los gobiernos federal y estatal UNA MESA DE SOLUCIÓN a las demandas del magisterio nacional, principalmente ABROGACIÓN de la reforma laboral disfrazada de educativa y de las reformas estructurales que afectan al pueblo.

3. Exigimos castigo a los responsables intelectuales y materiales de los crímenes de lesa humanidad cometidos en Asunción Nochixtlán y que la investigación sea transparente y con la intervención de organismos internacionales de derechos humanos.

4. Exigimos la destitución de Aurelio Nuño Mayer como Secretario de Educación Pública.

5. Aclaramos que no existe desabasto en el Estado de Oaxaca, sino que es una campaña mediática del gobierno para justificar la represión.

6. Exigimos la libertad de todos los presos por motivos políticos y cancelación de las órdenes de aprehensión y de los procesos penales.

7. Exigimos el respeto al territorio, sistemas normativos internos, la biodiversidad, el derecho al agua, a los medios de comunicación comunitarios y a la autonomía municipal.

8. Llamamos a participar en la marcha caravana motorizada de la Ciudad de Oaxaca a la Ciudad de México donde se conjunten la agenda magisterial y la agenda de los pueblos de Oaxaca.

 

Hoy consideramos necesario avanzar en la construcción de una agenda común que nos unifique a los pueblos con los maestros, no sólo para solidarizarnos con ellos, sino para que las necesidades y las demandas de los pueblos se incorporen y sea una lucha de apoyo recíproco, pues los pueblos hemos puesto presos, torturados y muertos en las luchas magisteriales y populares; pero donde también exijamos a los compañeros maestros que avancen en el saneamiento de sus filas y se reconstruyan como movimiento para fortalecer el movimiento popular.

Con el mandato que nos otorgaron nuestros pueblos convocamos a los presidentes municipales, autoridades comunales y agrarias a participar en la reunión magisterial y popular, el sábado 9 de julio a las 10 de la mañana, horario de verano, para que conjuntamente con el magisterio oaxaqueño y las organizaciones sociales sigamos construyendo la agenda de los pueblos de Oaxaca.

 

¡NUNCA MÁS LA REPRESIÓN Y EL ASESINATO CONTRA LOS PUEBLOS DE OAXACA!

¡FUERA LAS FUERZAS REPRESIVAS DEL ESTADO DE OAXACA!

¡EXIGIMOS LA DESTITUCIÓN DE AURELIO NUÑO MAYER!

¡SOLUCIÓN A LAS DEMANDAS DE LOS MAESTROS Y DE LOS PUEBLOS DE OAXACA!

 

Asunción Nochixtlán, Oaxaca; a 2 de Julio de 2016

 

AUTORIDADES MUNICIPALES Y AGRARIAS PRESENTES:

 

Santo Domingo Tonaltepec; Santo Domingo Yanhuitlán; Santiago Tillo; San Mateo Etlatongo; Santiago Tilantongo; San Juan Diuxi; Magdalena Yodocono; San Mateo Sindihui; San Miguel Chicagua; Santa María Apasco; San Francisco Chindua; San Andrés Sinaxtla; San Pedro Tidaa; Magdalena Jaltepec (los anteriores del Distrito de Nochixtlán); Santa María Atzompa; Villa de Tututepec de Melchor Ocampo y sus agencias; Santo Domingo Teojomulco; Santiago Xanica; San Juan Sosola; Santa Catarina Quiané, San Juan Lajarcia; San Juan Ozolotepec; San Lorenzo Texmelucan; Santiago Yaveo; San Andrés Yutatio; Río de las Peñas; Xoxotitlán; San Miguel Tecomatlán; San Juan Mixtepec; El Cuajilote; Santiago Apoala; San Juan Yucuita; San Juan Sayultepec; San Miguel Huautla; Santa María Yucuiti; Santo Domingo Tonalá; San Francisco Sola de Vega; Santa María Chachoapam; Magdalena Peñasco; Santo Reyes Nopala; Santa Cruz Zenzontepec; San Miguel Panixtlahuaca; Santa Catarina Yosonotú; Santiago Xanica; San Lorenzo Texmelucan; Santa Cruz Nundaco; San Juan Quiahijo; San Pablo Huitzo; Huautlilla; San Esteban Apatlauca; San Miguel Cajonos; Santa Catarina Adequez; Santo Domingo Tonaltepec; Agencia de San Luis Beltran.


chon2

Con Osorio Chong, el gobierno mexicano nuevamente va del odio a la amenaza.

Ojo de Agua Comunicación. Oaxaca de Juárez a 2 de julio, 2016. Las amenazas recientes que el secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio lanzó en contra de profesores de la CNTE, de organizaciones sociales, de padres de familia y de la gente que apoya a sostener los bloqueos en los estados de Oaxaca y Chiapas, llegan como el clímax de una campaña de encono y desinformación que comenzó semanas previas a los hechos trágicos del 19 de junio en Nochixtlán y que, precisamente, tiene a estos sucesos como uno de sus primeros “logros”.

Esta campaña de corte goebbeliano, repite mil veces al día desde una multitud de flancos mediáticos orquestados, una serie de consignas falsas, exageraciones, tergiversaciones, insultos, injurias y de verdades a medias, que llevan el propósito claro de confundir, de crear y de propagar sentimientos de odio en contra del magisterio con todo y sus demandas, reduciendo la perspectiva del conflicto a los métodos extremos y controvertidos adoptados por la CNTE al recurrir a los bloqueos para lograr atraer la atención de un gobierno que durante años se ha negado a escuchar otras razones.

Entre los analistas que se han ocupado de estos fenómenos mediáticos, identificándolos como estrategias impulsadas por el gobierno de Peña Nieto, Jesús Robles Maloof en su artículo Genealogía del odio”  señala que:

Los asesinatos de nueve personas en Nochixtlán, Oaxaca, el pasado 19 de junio, en una protesta reprimida con armas de fuego por las corporaciones policiacas, tienen su origen no solo en la reforma educativa de Enrique Peña Nieto o en la oposición de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se pueden explicar también como el contexto creado por la desinformación y propaganda de odio hacia esa organización dentro de la estrategia del actual régimen para criminalizar a los movimientos sociales.

“Diseñada desde el Gobierno federal e implementada por los medios de comunicación oficialistas, en estos años hemos visto en ejecución las viejas estrategias de guerra sucia con algunas tácticas de nuevo cuño, todas alimentadas en el odio, el racismo y los prejuicios hacia quien protesta en defensa de sus derechos.”

En este mismo sentido, Pedro Miguel en su columna Navegaciones, de La Jornada, publica un artículo que titula “Odiar al oprimido”, donde reflexiona que, ante la imposibilidad de un régimen opresor como el actual de “hacerse querer” por aquellos a quienes oprime, lo que le queda, recordando palabras de Malcolm X, es “hacer odioso al oprimido a los ojos de la sociedad”. Comenta:

Al magisterio democrático se le ha querido presentar como un hatajo de holgazanes, corruptos, ineptos, vándalos, violentos, buenos para nada más que para crear congestionamientos de tránsito, culpables de la quiebra de miles de negocios, defensores de privilegios y prebendas, sediciosos a sueldo, rapadores de disidentes y, a últimas fechas, operadores con recursos de procedencia ilícita. Qué no se ha dicho al aire en horario triple A, escrito en diarios de circulación nacional y difundido en blogs y tuits comprados al millar sobre los mentores de la CNTE y la Sección 22.”

Ejemplos en la prensa y en los medios electrónicos no le faltan a las declaraciones anteriores. Un caso ilustrativo es el de Alejo Sánchez Cano y su columna para El Financiero titulada: “Intervendrá la fuerza pública en Oaxaca y Chiapas”, basada en filtraciones del gobierno según declara en el propio artículo. En su artículo, Sánchez Cano además de reproducir las declaraciones de su informante, hace suya la ideología que las anima, al punto de que sus opiniones y las del empleado de gobernación se mezclan de manera indistinta en un mismo discurso. Este artículo es particularmente interesante no por la información supuestamente confidencial que maneja o por alguna profundidad en su análisis, sino porque en él se reproducen muchos de los tópicos manejados en numerosísimos medios durante esta campaña de odio, alarma y desinformación, resumiéndolos en una sola contribución que no tiene desperdicio (Las negritas son nuestras):

  • La inminenecia de la represión contra el “desabasto”:

“Es cuestión de horas para que la fuerza pública federal y estatal intervenga en Oaxaca y Chiapas para liberar las carreteras que tienen tomadas los profesores de la CNTE y organizaciones locales afines, que han provocado el desabasto de insumos y combustibles en esas dos entidades.”

  • La justificación social:

El reclamo generalizado de los oaxaqueños y chiapanecos por regresar a la normalidad ha subido de tono al grado de que tuvo que intervenir la propia Secretaría de Gobernación, al recibir a los líderes de los comerciantes de la capital oaxaqueña, quienes exigieron que intervenga el gobierno de la República para recobrar las plazas públicas y carreteras que están bajo el control de los rijosos…”

  • La “negativa” de la CNTE al diálogo:

“Las tácticas dilatorias que han emprendido los negociadores de la CNTE en Gobernación, sólo han servido para recrudecer el problema de desabasto y, no obstante la buena voluntad que existe en el gobierno federal.”

  • La “irracionalidad de las demandas”:

“lo cierto es que poca cosa se pueda hacer ante el pliego de peticiones que contiene demandas absurdas como la liberación de los dirigentes de la Sección 22 que están recluidos, entre ellos sus dos principales cabecillas, Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos, o la marcha atrás de la reforma educativa.”

  • La “confesión” (anónima) de parte…:

Ya lo había dicho un líder de los profesores al principio del sexenio: es imposible negociar con grupos antisistémicos. Es un error pretender aquietarlos en las mesas de negociación cuando lo que pretenden es la ingobernabilidad y atentar, incluso, contra la paz social.”

  • El sempiterno e infaltable “peligro para México”:

“Así, alineados, la CNTE, Morena y otras agrupaciones que postulan derrocar al gobierno…”

  • La “ruina” económica:

“Cabe destacar que las afectaciones en Oaxaca por las protestas de la CNTE son para la iniciativa privada del orden de mil 700 millones de pesos, de acuerdo al Consejo Coordinador Empresarial.”

El análisis de Robles Maloof caracteriza el discurso de odio promovido contra el magisterio en los medios por cuatro estrategias. Las cuatro están presentes en el artículo de marras: “Hacer pasar por inaceptable, lo que en realidad es el ejercicio de derechos protegidos por la Constitución; caracterizar como criminales a las y los maestros y por lo tanto enemigos de la sociedad; echar andar un supuesto apoyo social del gobierno contra la CNTE por empresarios y sociedad; intentar, en el discurso, colocar la violencia del lado del movimiento magisterial.”

El artículo citado es uno de tantos a los que se les puede aplicar el mismo análisis con resultados muy similares. Otro caso interesante puede ser el artículo de Salvador García Soto, publicado en El Universal bajo el título de “Y la CNTE ¿Cuándo va a ceder?”, especialmente profuso en mentiras descaradas. Muy penosas, aunque interesantes de estudiar resultan las abundantes muestras de odio que azuza este espacio entre sus seguidores y que se publican como opiniones al margen del artículo, las cuales no reproduciremos en este espacio -dejamos el enlace para consultas-, pero que nos dan un mapa de los mensajes y el ambiente de linchamiento que la campaña intenta difundir.

Quizá Osorio Chong calcula que una campaña mediática tan masiva, sostenida y virulenta ha surtido los efectos previstos, por lo cual es momento de dejar a un lado la simulación del diálogo y las “tácticas dilatorias” (ASC dixit) para recurrir a la violencia directa -o al menos a la amenaza de usarla- con el consentimiento de la población. Lo cierto es que a menos de 15 días de una criminal incursión policiaca en contra de maestros y población civil desarmada, cuyas sangrientas dimensiones nuevamente le muestran al mundo el tamaño de nuestra catástrofe, el secretario de gobernación ha dejado entrever la posibilidad por parte del gobierno de Peña Nieto de que aquello que hoy lamentamos como tragedia sea apenas el inicio de una nueva etapa oscura en nuestra historia de guerras sucias.

Resulta asombroso que ante los terribles resultados de la política del garrote y el monólogo seguida por el aun secretario Nuño en cuanto a vidas humanas arrebatadas, personas heridas, bienes destruidos, instituciones nacionales irremediablemente dañadas, imagen internacional vapuleada, crispación social interna, cuantiosísimas pérdidas económicas y días y días de clases perdidas, venga ahora el secretario Osorio Chong en su relevo a traer las mismas amenazas.

Siendo la política de la casa la misma que ya se ha probado desde Atenco hasta Nochixtlán, cabe preguntarse con qué tipo de embate estará pensando el secretario de gobernación hacer efectivo el retiro de bloqueos que, a estas alturas, los manifestantes no sólo no parecen querer levantar sino que por el contrario, se han aprestado a reforzar. Después del ridículo al que las falsas declaraciones de la Comisión Nacional de Seguridad y del comisionado de la policía federal Enrique Galindo, posteriores al ataque policial del 19 de junio los dejaron expuestos, no pueden volver a argumentar que sus acciones son transparentes y apegadas a derecho, ni que intervienen sin siquiera llevar toletes.

La campaña de odio afecta mucho a quienes suelen anteponer sus intereses individuales a los del colectivo, como suelen ser taxistas, comerciantes y empresarios que ven afectados sus ingresos económicos y manifiestan su exigencia por el uso de la fuerza. Sin embargo, son los miembros de las llamadas “fuerzas del orden” adeptos insospechados y terribles de ella, al hacérseles creer a estos ejércitos de hombres armados, supuestamente entrenados para hacer frente a narcotraficantes y secuestradores, que los miles de personas que hoy se les enfrentan en bloqueos, barricadas y medios alternativos son el enemigo de la sociedad, esos criminales que hay que aniquilar y la causa directa del maltrato cotidiano que reciben en estas tierras oaxaqueñas. Por lo tanto, “abatirlo”, como les gusta decir en las conferencias de prensa, no sólo no lo consideran como un acto de barbarie sino como un merecido castigo para esos (despersonalizados previamente) alborotadores de la paz social.

Las multitudinarias manifestaciones de apoyo al magisterio y de condena a las acciones gubernamentales se multiplican por todo el país, aún en lugares donde resultan sorprendentes como la ciudad de Monterrey. Reciben apoyo de sectores sociales que van desde las autoridades municipales de decenas -quizás cientos- de municipios oaxaqueños, organizaciones y movimientos sociales, sindicatos, sectores de la iglesia católica, universidades públicas, intelectuales y artistas, profesores, alumnos y padres de familia de México y de inumerables lugares del mundo.

Es por ello que las recientes palabras de Osorio Chong nos parecen verdaderamente asombrosas, lamentables e intolerables. Uno por uno, los funcionarios del actual gobierno demuestran incapacidad política e ineptitud para establecer y mantener un diálogo necesario con los legítimos opositores a sus reformas. Diálogo que consideran más como una dádiva y estrategia del poder que como una obligación que viene con el cargo que ocupan. Lo suyo ha sido un sistemático ejercicio de la represión para someter a movimientos y actores sociales que sufren las consecuencias negativas de las distintas reformas pactadas por los partidos, sin un mínimo respaldo social.

Esta capacidad de utilizar a las instituciones del estado para reprimir a la población les debe ser retirada, antes de que causen nuevas tragedias al pueblo de Oaxaca y al país, como parece ser el camino que han elegido.

SONY DSC

PRONUNCIAMIENTO DE AUTORIDADES MUNICIPALES Y AGRARIAS DEL ESTADO DE OAXACA

Reunidos en la Agencia Municipal de San Luis Beltrán, Oaxaca el día 25 de junio de 2016, autoridades municipales y agrarias de cinco regiones del Estado de Oaxaca, acordamos aprobar el siguiente pronunciamiento:

  1. Condenamos enérgicamente la masacre que llevaron a cabo las corporaciones de seguridad de los gobiernos federal y estatal en la comunidad hermana de Nochixtlán, Oaxaca, el pasado domingo 19 de junio, con el saldo de por lo menos diez muertos, cientos de heridos y/o lesionados, desaparecidos y grandes daños materiales.
  1. Exigimos atención urgente a los heridos y lesionados de Nochixtlán y reparación integral de daños a las víctimas de la represión.
  1. Exigimos castigo a los responsables intelectuales y materiales de los crímenes de lesa humanidad cometidos en Asunción Nochixtlán y que la investigación sea transparente y con la intervención de organismos internacionales de derechos humanos.
  1. Exigimos la salida de las fuerzas federales del estado de Oaxaca.
  1. Exigimos la abrogación de las reformas estructurales, tales como la educativa, de salud y energética que golpean a los pueblos de México.
  1. Exigimos la destitución de Aurelio Nuño Mayer como Secretario de Educación Pública.
  1. Exigimos la libertad de todos los presos por motivos políticos y cancelación de las órdenes de aprehensión y de los procesos penales.
  1. Exigimos el respeto al territorio, sistemas normativos internos, la biodiversidad, el derecho al agua, a los medios de comunicación comunitarios y a la autonomía municipal.

Hoy consideramos necesario avanzar en la construcción de una agenda común que nos unifique a los pueblos con los maestros, no sólo para solidarizarnos con ellos, sino para que las necesidades y las demandas de los pueblos se incorporen y sea una lucha de apoyo recíproco, pues los pueblos hemos puesto presos, torturados y muertos en las luchas magisteriales y populares; pero donde también exijamos a los compañeros maestros que avancen en el saneamiento de sus filas y se reconstruyan como movimiento para fortalecer el movimiento popular.

Con el mandato que nos otorgaron nuestros pueblos convocamos a los presidentes municipales, autoridades comunales y agrarias a participar en la siguiente reunión el sábado 2 de julio a las 10 de la mañana, horario de la resistencia, en el atrio de la parroquia de Asunción Nochixtlán, para seguir construyendo la agenda de los pueblos de Oaxaca.

¡NUNCA MÁS LA REPRESIÓN Y EL ASESINATO CONTRA LOS PUEBLOS DE OAXACA!

¡FUERA LAS FUERZAS REPRESIVAS DEL ESTADO DE OAXACA!

¡EXIGIMOS LA DESTITUCIÓN DE AURELIO NUÑO MAYER!

¡SOLUCIÓN A LAS DEMANDAS DE LOS MAESTROS Y DE LOS PUEBLOS DE OAXACA!

San Luis Beltrán, Oaxaca; a 25 de junio de 2016.

AUTORIDADES MUNICIPALES Y AGRARIAS PRESENTES:

Santo Domingo Tonaltepec, Nochixtlán; Santo Domingo Yanhuitlán, Nochixtlán; Santiago Tillo, Nochixtlán; San Mateo Etlatongo, Nochixtlán; Santiago Tilantongo, Nochiixtlán; San Juan Diuxi, Nochixtlán; Magdalena Yodocono, Nochixtlán; San Mateo Sindihui; San Bartolo Soyaltepec, Teposcolula; San Miguel Chicagua, Nochixtlán; Santa María Apasco, Nochixtlán; San Francisco Chindua, Nochixtlán; San Andrés Sinaxtla, Nochixtlán; San Pedro Tidaa, Nochixtlán; Magdalena Jaltepec, Nochixtlán; Santa María Atzompa, Centro; Villa de Tututepec de Melchor Ocampo y sus agencias; Santo Domingo Teojomulco; Santiago Xanica; San Juan Sosola; Guelatao de Juárez; Santa Catarina Quiané, Zimatlán; San Luis Beltrán; San Juan Lajarcia, Yautepec; San Juan Ozolotepec, Miahuatlán; San Lorenzo Texmelucan, Santiago Yaveo.

enlace zapatista-corto

Apunte sobre la guerra contra el magisterio en resistencia: La Hora del Policía 3.

por Comandante Moisés y Subcomandante Galeano, Junio del 2016.

Del cuaderno de apuntes del Gato-perro:

.- No sabemos si en el resto del país, pero al menos en Chiapas, los de arriba están perdiendo la guerra mediática.

Hemos visto a familias enteras, en el medio rural y el urbano, apoyar al magisterio. Y no nos referimos a apoyos del tipo “este puño sí se ve”, “el pueblo unido, jamás será vencido”, y las consignas que, a pesar de las distancias en calendarios y geografías, siguen siendo las mismas, porque abajo sigue siendo de elemental principio la solidaridad. Si en movilizaciones anteriores del magisterio rebelde, la “ciudadanía” (ese término que oculta la desigualdad) se mostraba hastiada y molesta, ahora las cosas han cambiado.

Cada vez más son las familias que socorren a l@s maestr@s, los apoyan para sus viajes y marchas, se angustian cuando son agredid@s, les ofrecen alimentos, bebidas y refugio. Son familias que, según la taxonomía de la izquierda electoral, estarían “embrutecidas” por la televisión, “son come tortas”, “están alienadas”, “son acarreadas”, “no tienen conciencia”. Pero al parecer, la descomunal campaña mediática en contra del magisterio que resiste, ha fracasado. El movimiento de resistencia contra la reforma educativa se ha convertido en un espejo para cada vez más gente-gente (es decir, no la de organizaciones sociales y políticas, sino gente común). Como si se hubiera despertado un sentimiento colectivo de urgencia ante la tragedia que viene. Como si cada golpe de tolete, cada bomba de gas, cada bala de goma, cada orden de aprehensión, fueran consignas elocuentes: “hoy la ataco a ella, a él; mañana iré por ti”. Tal vez por eso, detrás de cada maestro hay familias enteras que simpatizan con su causa y con su lucha.

¿Por qué? ¿Por qué un movimiento que ha sido ferozmente atacado por todos los frentes sigue creciendo? ¿Por qué, si son “vándalos”, “holgazanes”, “terroristas”, “corruptos”, “opositores-al-progreso”, mucha gente de abajo, no poca de en medio, y hasta alguna de arriba, saluda, así sea a veces en silencio, al magisterio que defiende lo que cualquier persona defendería?

.- “La realidad es mentira”. Así pudo haber cabeceado su nota el diario chiapaneco mal llamado “Cuarto Poder” (un medio nostálgico por la época de fincas y señores de horca y cuchillo) cuando “denunciaba” que era falsa la fiesta popular que, el pasado 9 de junio y en las calles de Tuxtla Gutiérrez, capital del suroriental estado mexicano de Chiapas, se celebró en apoyo al magisterio en resistencia. Parachicos, danzantes, musiqueros, trajes tradicionales, personas en sillas de ruedas, marimbas, tambores, pitos y flautas, lo mejor del arte zoque y miles de personas saludando la resistencia de l@s maestr@s. Del “éxito” de la guerra mediática contra la CNTE da cuenta una pancarta que rezaba “Gracias maestro, por enseñarme a luchar”. Otra más señalaba: “No soy maestro, pero soy chiapaneco y estoy contra la reforma educativa”.

Pero la que molestó a los directivos de “Cuarto Poder” fue la que decía, palabras más, palabras menos: “Si al güero Velasco lo ponen a gobernar en el desierto, en unos meses escaseaba la arena”.

.- Pues, a más de 3 años de que se promulgara la presunta “reforma educativa”, el señor Nuño todavía no puede presentar algún argumento educativo, así sea mínimo, a favor de su “programa de ajuste de personal”. Sus argumentos han sido, hasta ahora, los mismos de cualquier capataz de la época porfirista: gritos histéricos, golpes, amenazas, despidos, encarcelamientos. Los mismos que emplearía cualquier triste y gris aspirante a policía posmoderno.

.- Ya los golpearon, ya los gasearon, ya los encarcelaron, ya los amenazaron, ya los despidieron injustamente, ya los calumniaron, ya decretaron de facto el estado de sitio en la Ciudad de México. ¿Qué sigue? ¿Qué los desaparezcan? ¿Qué los asesinen? ¿En serio? ¿La reforma “educativa” nacerá sobre la sangre y cadáveres de maestras y maestros? ¿Van suplir los plantones magisteriales con plantones policíacos y militares? ¿Los bloqueos de protesta por bloqueos con tanques y bayonetas?

.- Lecciones para Nuño sobre Terrorismo. La toma de rehenes (que eso y no otra cosa es la detención de miembros de la dirección de la CNTE), en cualquier terrorismo (el del Estado y el de sus espejos fundamentalistas) es un recurso para forzar un diálogo y una negociación. No sabemos si allá arriba se han dado cuenta o no, pero resulta que la otra parte (el magisterio) es quien busca el diálogo y la negociación. ¿O la SEP ya se afilió a ISIS y toma rehenes sólo para sembrar el terror?

.- Hay una anécdota que circulaba entre los servicios de inteligencia gubernamentales de las grandes potencias. Dicen que, para ganar la batalla mediática en la guerra contra Vietnam, los servicios de inteligencia norteamericanos creaban, ésa es la palabra, escenarios de victorias rotundas, de la creciente debilidad del enemigo, de la fortaleza moral y material de las tropas propias. Porque resulta que la estrategia llamada “ganar mentes y corazones”, que inicialmente estaba destinada a librarse en Vietnam, tuvo que librarse en las calles de las grandes ciudades de la Unión Americana. Después de ese abril de 1975 -que recordaba la derrota en Playa Girón, en la Cuba digna, en el mismo mes, pero de 1961-, un funcionario norteamericano dijo: “el problema es que fabricamos tantas mentiras para los medios que acabamos por creerlas nosotros mismos. Creamos una escenografía de victoria que ocultaba nuestro fracaso. Nuestra propia estridencia evitó que escucháramos el estrépito de nuestro derrumbe. No está mal mentir, lo malo es creerse las propias mentiras”. En fin, es claro que nosotras, nosotros, zapatistas, no sabemos mucho de medios de comunicación, pero en nuestra humilde opinión, es mal negocio poner, al frente de la campaña mediática de una privatización descarada, a un capataz triste y gris que quiere ser policía.

.- Iniciar a la niñez en los primeros pasos a la ciencia y el arte, eso es lo que hacen los maestros, maestras y maestroas.

Doy fe.
Maiu-Guau

Nota: Las dos partes anteriores pueden leerse en: enlacezapatista.ezln.org.mx

blogmmv

Historia de un maestro

por Mónica Mateos Vega, publicado el 17 de junio de 2016 en el Blog MM Reportera / La Jornada.
 
A mediados de los años cuarenta del siglo XX, Jaime Torres Bodet (1902-1972), entonces secretario de Educación Pública, promovió una reforma educativa que bautizó muy pomposamente como “escuela de la unidad nacional”.
Fue la “modernización” de la época. Se dispuso que las normales rurales dejaran de tener un lugar importante en el discurso educativo oficial, se les redujo el presupuesto y, al igual que en otras dependencias la Secretaría de Educación Pública (SEP), se inició una depuración de profesores y estudiantes calificados de “comunistas”.
Esos fueron los años que le tocaron vivir al profesor Albino Mateos Martínez, cuya gestión más
significativa ocurrió entre 1955 y 1957, cuando dirigió la Escuela Normal Rural Justo Sierra Méndez de Hecelchakán, Campeche, e impidió el cierre del plantel.
El profesor Albino nació el 4 de noviembre de 1904 en Villa de Zaachila, una comunidad indígena zapoteca del estado de Oaxaca. Su padre fue Ladislao Mateos Mendoza, campesino, y su madre Jerónima Martínez Pérez, partera.
Su abuelo materno, José María Martínez Cerero, también originario de Zaachila, fue durante mucho tiempo de las pocas personas que sabían leer y escribir en su comunidad (aprendió de manera autodidacta). Cada semana, don Chema, como le llamaban, mandaba traer los periódicos de la capital para compartir con familiares y amigos las noticias, no obstante dedicarse también al campo.
Gracias a él, Albino se interesó desde muy niño en terminar sus estudios, situación que era difícil entre los pequeños de Zaachila a principios del siglo XX debido a las condiciones de pobreza y marginación en las que vivían.
Al concluir la primaria, Albino pidió a sus padres que lo mandaran a la ciudad de Oaxaca para continuar la secundaria. Se fue a vivir con unos familiares y debió comenzar a trabajar para pagar sus estudios y manutención. No obstante su entusiasmo, dejó la escuela por algunos periodos para dedicarse de lleno al trabajo.
Luego de muchos tropiezos, pudo concluir uno de sus grandes anhelos: graduarse como profesor de educación primaria en la Escuela Normal Urbana Federalizada de Oaxaca en 1935. Su título lo recibió hasta 1946.

 

Pero el mismo año de su graduación inició sus labores docentes en la población de Yalalag,
posteriormente trabajó en una escuela de San Antonio de la Cal, ambas  en su estado natal. Su dedicación y compromiso con el magisterio hicieron posible que pronto lo nombraran director de la Escuela Normal Rural de Comitancillo, Oaxaca. Desde entonces, su prioridad fue apoyar a los jóvenes de familias de bajos recursos que quisieran formarse como maestros.
Algunos de sus ex alumnos recuerdan una anécdota que definen la personalidad del profesor Mateos: aceptaba a los muchachos como normalistas aunque no tuvieran certificados de estudios previos. Su consigna era: “a ese joven primero sírvanle un plato de frijoles, luego, denle un libro, ya después arreglaremos lo de sus papeles”.
También laboró en las normales rurales de Tekax, Yucatán; Mactumactzá, Chiapas; Xochiapulco, Puebla; Tamazulapam, Oaxaca; Aguilera, Durango y El Quinto, Sonora.
Su estancia al frente de la Escuela Normal Rural Justo Sierra Méndez de Hecelchakán, Campeche, fue de apenas tres años, pero la que marcó su carrera y su vida.
En aquellos años, el gobernador Alberto Trueba Urbina (1903-1984) pretendía cerrar el plantel, convencido de que era un “nido de comunistas”. Los alumnos se opusieron a tal iniciativa y realizaron manifestaciones en la capital campechana. En una de esas protestas, realizaron pintas en edificios públicos, lo cual ocasionó que algunos de ellos fueran arrestados
por la policía.
El director Albino, de inmediato, pagó las fianzas para que los jóvenes salieran libres, lo cual acrecentó su enemistad del gobernador, con quien ya tenía fricciones debido a que el maestro había solicitado que la normal de Hecelchakán, que hasta entonces recibía en su internado únicamente a varones, fuera mixto.
El maestro Albino argumentaba que las jóvenes de la comunidad que deseaban ser normalistas no tenían por qué irse a estudiar a otras ciudades lejos de sus familias, le parecía injusto. El gobernador Trueba en todo momento se opuso, argumentaba que no había recursos para construir en la escuela una sección para mujeres, ni siquiera para recibirlas como estudiantes
externas. No obstante, el director admitió a siete alumnas en el internado.
La evidente amistad del director Mateos con el entonces líder magisterial Carlos Sansores Pérez (1918-2005), quien acudió como padrino de generación de los normalistas graduados de Hecelchakán en esos años, acrecentó los rencores, pues Sansores Pérez después llegaría a ser gobernador de Campeche y era enemigo político de Trueba Urbina.
El gobernador continuó presionando al director Albino, hasta que logró que el maestro pidiera su cambio a otra normal. Fue enviado a Durango.
En 1962, el profesor Albino fue detenido por la policía en esa entidad norteña. Trueba lo había
acusado en Campeche de peculado y desvío de recursos. El dinero en cuestión fue el que había sido usado para pagar las fianzas de los alumnos encarcelados seis años antes.
El director Mateos fue llevado a la cárcel municipal de Campeche, donde permaneció cuatro meses.
Durante ese tiempo recibió muestras de solidaridad de sus colegas y de los alumnos agrupados en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, a quienes dirigió una emotiva carta en la que explicó su compromiso con la Escuela Normal Rural Justo Sierra
Méndez de Hecelchakán:
 
Hice de esta escuela un centro que educaba en la dignidad y por la dignidad. Estoy procesado por no aceptar provocaciones del entonces Gobernador del Estado, que quería que los alumnos normalistas cometieran violencias que justificaran sus acusaciones y conseguir la clausura de nuestra Escuela Normal Rural; porque fui leal a los alumnos (se me pidió que los traicionara); porque en forma ilimitada ayudé a los alumnos que injusta y arbitrariamente fueron encarcelados en octubre de 1956; cualquier reunión que tenía con los alumnos era denunciada a México como preparación de un motín comunista”.
 
Gracias a la intervención de diversos dirigentes sindicales, el maestro fue absuelto de todos los cargos y volvió al magisterio, aunque con graves problemas de salud. Trabajó un par de años más.
Falleció el 18 de diciembre de 1964 en la ciudad de Oaxaca debido a una insuficiencia renal, derivada de la diabetes que se le desarrolló en sus meses de prisión.
Hace dos años, al cumplirse medio siglo de su muerte, profesores y alumnos de la Escuela Normal Rural de Hecelchakán le rindieron un homenaje, y se colocó en el plantel una placa conmemorativa para recordar su legado, sus palabras: 
 
Los maestros laboramos para el hogar, la Escuela y la Patria”.
 
Gracias, abuelo, por esa herencia, porque esta historia podría ser la de cualquiera de los maestros que hoy están en pie de lucha. Sí, abuelo, los maestros siguen luchando, los estudiantes resistiendo y el gobierno imponiendo, a punta de garrotazos, sus modernizaciones educativas. 
Pareciera que nada ha cambiado, sólo que no estás aquí para que marchemos junto a tus colegas.