PRODUCCIÓN RADIOFÓNICA

Mientras nos hemos dedicado a realizar programas de video desde antes de que nos llamáramos Ojo de Agua, producir radio es mucho más reciente y menos intensivo. La intención principal de nuestras producciones radiofónicas es ofrecer contenidos importantes y útiles a las radios comunitarias, y también a los medios públicos de radiodifusión. Aquí compartimos un par de ejemplos.

 

Los pasos de Luna

Productora: Clara Morales (2011-2013)

Una joven mujer mixe se preocupa por la violencia que sufren las mujeres en su comunidad. Cuando su padre la quiere obligar a casarse, huye de las garras del hombre que insiste en subyugarla. En su odisea, conoce gente de muchas regiones del estado de Oaxaca, México y aprende sobre la violencia de género que tanto predomina.

Los Pasos de Luna es una producción especialmente importante para Ojo de Agua. Más allá del hecho de que alcanzó gran éxito con públicos radioescucha urbanos y rurales, es la primera radionovela que producimos. Contamos con el acompañamiento de personas expertas en el tema de violencia de género que nos asesoraron, y también con el talento de Carlos Plascencia y Maite Ibargüengoitia en el de guión y la dirección. El éxito de la novela nos ha llevado a realizar versiones de la misma a cuatro lenguas indígenas del estado de Oaxaca.

Con esta producción logramos un buen equilibrio entre una narrativa que cautiva y contenido que informa y sensibiliza. A la fecha de escribir este texto, estamos emprendiendo otra radionovela aún más ambiciosa.

Clara narra por qué esta experiencia fue significativa para ella:

Me tocó hacer entrevistas a mujeres que viven violencia, porque era el tema de la radionovela, y pude darme cuenta de lo grave que es esa situación, que muchas veces cuando uno la vive, piensa uno que es como su mundito y que no hay más allá. Me pude dar cuenta de la magnitud del problema, nada más viendo cómo está la situación en el estado. Escuché historias de vida que no se puede uno imaginar, que no puedes pensar que eso lo aguanta vivir una mujer, … eso me marcó, comprendí que nos falta mucho por hacer; y sentí la tristeza, el coraje. En la carrera por cubrir estas necesidades te pierdes y no ves estas otras cosas que son bien importantes.

Hemos comprobado que el género melodramático es muy efectivo para tocar temas delicados; también que el proceso de realizar la novela con gente de las comunidades ayuda a que el tema se discuta y se analice, así utilizamos el trabajo de producción como parte del esquema de transformación social.

La radionovela consiste en 20 capítulos que varían entre 10 a 15 minutos de duración cada uno. Este es el primer capítulo de Los Pasos de Luna.

 

Para decir mi palabra

Realización: Clara Morales (2014)

Una serie de cinco programas, cada uno sobre una mujer indígena comprometida con su comunidad. Las mujeres hablan de sus vidas, sus retos, aprendizajes, y las razones que las motivan a trabajar para el bien de sus pueblos.

Para decir mi palabra pretende visibilizar el lado más personal de estas mujeres, haciendo ver todo el trabajo que hace falta por hacer, y la importancia de que mujeres asuman papeles de liderazgo. Para ofrecer una muestra, aquí presentamos el capítulo 4:

La tierra, nuestra madre

Carmelina Santiago Alonso es originaria de San Antonino Castillo Velasco, es una mujer zapoteca, oaxaqueña, que desde hace 32 años vive como misionera laica. Carmen ha sido incansable defensora de los derechos humanos y en 1994 participó en los Diálogos de San Andrés, como asesora del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Actualmente continua su trabajo por la defensa del territorio en la organización de la Sociedad Civil “Flor y Canto A.C.” y es parte de la Coordinadora de Pueblos Unidos por la Defensa del Agua en el Valle de Ocotlán, Oaxaca. México.

 Radios comunitarias para la reducción de riesgos

Esta campaña reúne una serie de nueve cápsulas pensadas para animar a dialogar y reflexionar sobre las acciones que se pueden tomar para prevenir pérdidas, daños, sufrimiento o muertes por las amenazas que se derivan de las nuevas condiciones climáticas.

La serie fue una producción colectiva impulsada por Ojo de Agua Comunicación con las radios comunitarias Dizha Kieru, Radio Maíz, el Espacio de Comunicación del Instituto Superior Intercultural Ayuuk, niños y niñas radialistas del la escuela Emiliano Zapata en Miguel Hidalgo Chicahuaxtla – Radio Naj’ne y la Radio Guluchi “La Voz del Zanate”