Festival Oventik-23

Un festival de cine en espiral

El Festival de Cine Puy ta Cuxlejaltic al que fueron convocadas decenas de cineastas, artistas y colectivos audiovisuales, ha cautivado, provocado las risas y puesto al borde del espanto a miles de bases zapatistas que llenan las funciones de los tres cines habilitados para la ocasión: el Auditorio Comandanta Ramona, el infantil 3D (porque tiene 3 pantallas en su interior) y el Pie Cinema, al aire libre y bajo la luz de cientos de virtuales luciérnagas multicolores que decoran la vegetación circundante. Brillan también las miradas de cientos de pequeños y pequeñas asistentes que descubren por primera vez la fuerza de ese ritual colectivo.

Unas 80 películas fueron proyectadas a lo largo de los diez días de programación, desde la inauguración con las producciones de los jóvenes y adolescentes Tercios Compas, hasta el esperado estreno mundial de Roma, la película más personal y reciente de Alfonso Cuarón.

Del lado caxlán se escucha incertidumbre a la llegada sobre la programación de las actividades. Un enjambre de voluntarias y voluntarios de las organizaciones de apoyo se multiplican para atender al registro, el hospedaje, las proyecciones, la comida de cada asistente. Comentarios de admiración por el orden que las bases zapatistas mantienen en todo, por el recibimiento alegre y generoso, por lo bien dispuesto de los dormitorios. Del lado de los pasamontañas y paliacates, la mirada sorprendida de miles de espectadores tzotziles, tseltales, tojolabales que descubren por primera vez la experiencia de asistir a un festival de cine… y no a cualquier festival sino al propio.

Aderezado de eventos artísticos, talleres y tocadas, video mapping, clown, danza, narrativa y fotografía, con la presencia de algunos de esos actores cuyos papeles han causado sensación y polémica entre las filas zapatistas, brillan también las sonrisas de las actrices, productoras, directores/as, documentalistas y gente que trabaja para las grandes pantallas, pero que en esta ocasión se mezcla entre una multitud variopinta que por momentos desborda la avenida principal del Caracol, pletórica de comedores, talleres, tiendas de artesanías, productos para la salud, colectivos de mujeres, oficinas.

El Caracol de Oventik lleva el nombre de Resistencia y Rebeldía por la Humanidad, además de también llamarse Corazón Céntrico de los Zapatistas delante del Mundo. Tal como los otros cuatro Caracoles existentes en territorio zapatista, ha sido creado por el EZLN al reorganizarse en 2003 en los sitios antiguamente llamados Aguascalientes y cumple con múltiples funciones.

Los Caracoles son espacios de resistencia de los municipios autónomos, sedes de las Juntas de Buen Gobierno, lugares de reunión para las bases, de encuentro para quienes acuden desde lugares remotos a conocer de cerca y colaborar con este movimiento que, desde hace casi 24 años, ha transitado por múltiples encuentros -y también desencuentros- con una sociedad globalizada, para la cual ha resultado ejemplo, guía y fuente constante de inspiración.

Desde su refundación, los caracoles representan un tránsito a la espiral hacia dentro. El esfuerzo por construir las bases de su autonomía a partir de la creación de municipios autónomos y las Juntas de Buen Gobierno, el control sobre las formas de colaboración de la llamada sociedad civil hacia sus bases y no a los intereses de sus colaboradores externos.

Más allá de toda la parafernalia asociada al mundo del cine, se tenía programado un asombroso encuentro en un nivel cercano a lo antitético. En el centro del inmenso despliegue de recursos humanos, económicos y creativos, estaba puesta la expectativa en la reunión que habría de efectuarse entre ese mundo del cine -que no llegó con las manos vacías sino con la mejor tecnología para las proyecciones- frente a la posición antisistémica de los colectivos invitados, y por el otro lado, casi una centena de muy jóvenes documentalistas y radialistas, provenientes de municipios autónomos en resistencia, de los 5 Caracoles y agrupados en el proyecto de comunicación bautizado como Tercios Compas, para distinguirse de los Medios Comerciales.

En sus palabras iniciales del encuentro de medios, el Subcomandante Moisés puso el énfasis en la importancia que están dando actualmente a los procesos educativos desde los conocimientos de la propia comunidad y al interés que tienen en que los medios de comunicación que están formando con esos jóvenes, los Tercios Compas, se ponga al servicio de tal prioridad.

Esas palabras fueron el preámbulo para las decenas de preguntas con las que los Tercios masacraron a sus invitadas e invitados, quienes en su azoro improvisaban formas de organizarse para que el ejercicio fructificara: ¿Los formatos 5.1 y 7.1 se realizan en la producción o en la postproducción? ¿Cuál es la mejor forma de realizar un documental? ¿Cuánta gente se necesita para hacer un documental? ¿Por qué hay películas que se hacen para los cines a diferencia de los documentales? ¿Cómo se investiga para hacer un documental? ¿Qué papel usan para las portadas de sus videos? Parte de las numerosas preguntas que dieron pie a dos mañanas casi completas de respuestas, que intentaban ser claras y puntuales, por parte de las productoras de cine, los directores, documentalistas, sonidistas, guionistas y fotógrafos de las mismas películas que se veían en las pantallas del festival.

La atención que esas decenas de jóvenes zapatistas prestaban a las respuestas, a los comentarios y a las propuestas que se les hacía, se expresaba frecuentemente en las notas que tomaban, en las señales de asentimiento con que acompañaban las respuestas y en nuevas preguntas, dando por su parte muy pocas respuestas a las también numerosas preguntas que sus invitadxs, antes de que iniciara la sesión habían reunido en una libreta. Se tuvieron que contentar con la promesa de que sus preguntas serían respondidas posteriormente. El encuentro terminó siendo un ejercicio de comprensión en ambos sentidos y por parte del grupo de invitadas e invitados, un interesante ejercicio de colaboración entre decenas de cineastas con experiencias y talentos muy diversos.

Y así como en los grandes festivales se otorgan galardones a los mejores en cada categoría, en el Festival de Cine Puy ta Cuxlejaltic se entregaron Respetos y Reconocimientos, simbolizados en un paquete de bonitos recuerdos entregados a sus invitados especiales, a todos, todas y todes las asistentes, de manos de la muy afamada plana mayor infantil que protagoniza los escritos del Sup Galeano. La presencia infantil es masiva e imprime un carácter particular a todas las actividades.

Durante una de sus intervenciones en el evento, el sucesor del finado Subcomandante Insurgente Marcos, reflexionaba que la recepción del cine en las comunidades tseltales y tzotziles pone el acento en los dilemas morales que les plantean los personajes representados, sin realmente llegar a conocer a los actores tan destacados que los encarnan. De tal forma que estrellas tan populares como Gael García y Joaquín Cosío -ambos habrían de estar presentes durante el festival- no son reconocidos en territorio zapatista ni por sus nombres ni por su fama, sino por los personajes tan polémicos como el violador Padre Amaro y el Cochiloco, primer malo-bueno que rompe con los dualismos a los que este público se había acostumbrado, con las películas de artes marciales que tanto ven, de acuerdo con una parte de la historia oficial del cine zapatista que el Sup relató una de esas noches y que, en algunos olvidos, confirma su carácter de versión oficial.

Lo que no se olvida y particularmente en un día dedicado a recordarlos, es a los propios muertos. Un gran altar colocado al fondo durante el día inaugural, es el centro de una ceremonia masiva con la que las bases zapatistas rinden homenaje a quienes han abonado con sus propias vidas los sueños que hoy fructifican en la organización autonómica que construyen para el bien común. Una nutrida asamblea de combatientes ausentes nos observa entre velas y flores anaranjadas, desde fotografías desgastadas por el tiempo.

La semilla plantada por Juan Villoro en abril pasado, durante el Conversatorio “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”, que se llevó a cabo en el CIDECI-Unitierra de San Cristóbal de las Casas, había dado frutos en un festival de cine y un encuentro entre comunicadorxs, de consecuencias insospechadas.

Festival Oventik-38

 

muralmatias03

Murales colectivos, radios comunitarias y comunicación popular

A finales del mes de febrero pasado, realizamos junto con alumnas y alumnos del COBAO de Matías Romero Avendaño, el último de los murales colectivos que teníamos programados como parte del proyecto Comunicación transformadora para la defensa de los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas, que comenzamos a finales del año de 2015.

Meses antes, en “la” escuelas primarias José Vasconcelos y Nicolás Bravo, de Matías Romero:

tomado del informe sobre el mural de Matías Romero
En esta compleja región que conecta distintos tipos de megaproyectos, se retrataron los oleoductos y sus fugas contaminadoras, el tendido  de alta tensión y la construcción de torres de transmisión en medio de poblados, donde sus emisiones electromagnéticas son nocivas para la salud.

La radio “Las Voces de los Pueblos” lanzó una invitación al público para participar en el mural, también invitó a algunos de las y los colaboradores de la radio, entre ellos, las y los niños que acuden a nuestras sesiones de la expresión de la niñez.

El grupo que inició la planeación se conformó por 15 personas, incluyendo a 6 mujeres, 2 niñas y 2 niños. En la sesión de planeación el grupo se presentó, ya que algunos no se conocían entre sí. Posteriormente, se estimuló una reflexión sobre las realidades que ahí se confrontan. Se compartieron imágenes, gráficas, fotografías de fugas de gas, de petróleo, del tendido de líneas eléctricas, de flora y fauna muerta por el evenenamiento de la tierra, etc.

Se acordó que en el mensaje no predominaran los aspectos negativos o fatalistas y que no se retrataran como víctimas, sino como un pueblo con la posibilidad de la autodeterminación. De ahí se pensó en hacer un contraste, un conflicto entre dos posibles futuros: el negativo, con destrucción y contaminación, y el positivo en comunidad y en armonía con la naturaleza, valorando la fuerza de la mujer, de la tradición y de la comunidad.

Se buscó el apoyo de la escuela primaria de Matías Romero, la cual ofreció un muro en el exterior del edificio, en una calle céntrica, muy transitada, junto a un mercado.

La figura central es una mujer/árbol, en la vestimenta tradicional de la región. Sus manos extendidas son las ramas del árbol, y de la parte baja de su falda larga y bordada (del traje tradicional de la región) emanan las raíces hacia la tierra. En la parte derecha de la mujer/árbol vemos su brazo/rama seca, defoliada, y un mundo quemado por los químicos y la contaminación, un río muerto, al que se le derraman líquidos nocivos de oleoductos rotos, líneas de alta tensión que se imponen en el paisaje y una antena de transmisión a medio construir. La antena es una réplica de la que se encuentra en un barrio de Matías Romero, que los vecinos lograron parar. El colectivo de este barrio jugó un papel muy activo en la elaboración del mural.

Del lado izquierdo se ve un mundo verde, armónico, en el que casas y gente hacen comunidad. Abundan el alimento y el agua. Se retrataron algunas casas para aludir a los barrios más caraterísticos de Matías Romero. Su inauguración se hizo mediante un acto cívico de la Escuela Primaria, con un grupo grande de niñas y niños participando.

Un elemento interesante en la experiencia de pintar este mural es que el proceso de pintarlo también se convirtió en un acto de fortalecimiento comunitario. En Matías Romero, los comercios locales y locatarias del mercado se interesaron y no faltó quien prestara una escalera, una escoba o una cubeta.

Había quienes al pasar preguntaban, y de pronto se ponía a pintar también. Les ofrecíamos una brocha, una breve explicación, y dejábamos que aportaran su tiempo e inspiración. Así niñas, niños, madres, padres, comerciantes y traseúntes participaron en la elaboración de los murales.
En todos los casos los murales ocupan espacios muy visibles, por donde circula constantemente gran cantidad de gente.

De esta manera, el pintar este mural ha generado mensajes que la comunidad entiende y asume, genera un acto que acerca a la comunidad misma, y deja algo que permite continuar con la discusión y, para algunos, en continuar con la idea de hacer murales con mensajes sociales y comunitarios para la transformación de las mismas.

Este proyecto ha sido la continuación de una serie de esfuerzos sostenidos durante la última década por Ojo de Agua Comunicación y radios comunitarias de la Costa, del Istmo y de los Valles Centrales, como Guluchi, en Zanatepec; la Ixhuateca, en Ixhuatán; Ñuu Kaan, en Jicaltepec; Teiti Radio Lova Dani, en Teitipac; las Voces de los Pueblos, en Matías Romero; Estéreo N’doso, de Jicayán; Estéreo Lluvia, de Tututepec; y Ecos de la Montaña, de Yucuhiti; con el apoyo de la ONGD vasca Kultura Communication y Desarrollo, así como el financiamiento de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo.

Nuestro propósito ha sido fortalecer a las radios comunitarias y a los actores sociales con quienes colaboramos, en sus esfuerzos por informar a la población e impulsar la participación ciudadana en la defensa del territorio y de los bienes comunes, en la promoción y defensa de los derechos colectivos, de los derechos de las mujeres y de los derechos de la infancia.

La realización de murales colectivos es parte de nuestra propuesta de comunicación popular, con la que intentamos animar la reflexión cotidiana sobre preguntas como quiénes somos, qué queremos para el futuro de nuestra comunidad, qué amenazas existen para la convivencia armónica, para la salud colectiva, para nuestro medio ambiente y nuestra forma de vida, además de qué estamos haciendo y qué podemos hacer para mejorar la situación. Partimos siempre de un diagnóstico participativo comunitario y construimos paso a paso estos vistosos murales, que pretender convertirse en una especie de mapa en el cual frecuentemente se plasma la historia del pueblo y de su territorio, la problemática que enfrentan en el momento presente y las expectativas que tenemos para el futuro.

Desde el ya lejano año de 2007, comenzamos a desarrollar esta actividad como soporte de procesos más amplios en los que intentamos involucrar la participación alegre y creativa de jóvenes, niñxs, mujeres, autoridades y de comuneros en general en actividades artísticas y culturales orientadas desde la educación popular y con una mirada que, desde las relaciones de género hasta la imposición de la minería en nuestras comunidades, devele los mecanismos que sostienen cada una de nuestras relaciones de poder. Entre las actividades participativas que buscan entrar en resonancia con el mural, promovemos los concursos regionales de canción que han comenzado a convocar las radios, la producción de programas radiofónicos, radionovelas, videoclips, videocartas y documentales en video, además de la realización de muestras comunitarias de cine y radio, foros y encuentros de reflexión y la impartición de diplomados radiofónicos.

 

 

La propuesta original surgió en colaboración con Andrea Searle, muralista que había desarrollado la metodología en talleres previos con comunidades zapatistas de Chiapas. En  nuestro caso los adoptamos como una actividad de nuestro trabajo con los Espacios de Comunicación Comunitaria que impulsábamos con organizaciones comunitarias de Capulalpan de Méndez, en la Sierra Juárez, Santo Domingo Petapa, en el Istmo y Cuetzalan, en la Sierra Norte de Puebla. Siendo así como surgieron los 3 primeros murales que impulsamos.

De esta manera comenzamos a explorar las posibilidades de esta técnica artística como medio de comunicación. Hasta la fecha hemos impulsado la realización de once murales, con la participación de las radios mencionadas, así como de una gran cantidad de personas y organizaciones de las distintas regiones y, por supuesto, la generosa colaboración de las y los artistas Andrea Searle, Baltazar Castellanos, Alejandra Canseco, Melanie Otto, Francisco Rojas, Rafael Ortiz García, Ernesto Villalobos y Yuyé Hernández.


Fragmento del mural de Capulalpan en el cartel de un festival contra la minería

Fragmento del mural de Capulalpan en el cartel de un festival contra la minería

Video del mural colectivo infantil realizado en 2014 por niñas, niños y jóvenes de Santa María Jicaltepec, Pinotepa, Oaxaca, con la guía del maestro Baltazar Castellano Melo.

EL SEÑOR DE LAS TRES CAIDAS en el “riviera maya film festival”

El Señor de las tres caídas

Realización: Roberto Olivares.
Producción: Ojo de Agua Comunicación, con apoyo de CONACULTA, FONCA
56 minutos
2015

Don Amando es un maestro mezcalero de Santa María Ixcatlán. Produce uno de los mejores y más artesanales mezcales de Oaxaca. Es además, junto con su familia, mayordomo de la fiesta patronal. En esta historia, la Mayordomía y la producción de mezcal se entrelazan para agradecer las bendiciones recibidas al “Señor de las tres caídas”.

 

 

img-20160919-wa0004

Radios comunitarias realizan e inauguran murales en el Istmo y en la Mixteca.

En el Istmo de Tehuantepec y en la región Mixteca, dos comunidades dan testimonio mediante sendas pinturas murales de la forma en que viven su región, de sus realidades actuales y de sus preocupaciones. Ambos murales han sido realizados durante el presente mes de septiembre, como parte de las actividades de comunicación popular que Ojo de Agua Comunicación impulsa, en colaboración con radios comunitarias, autoridades y actores sociales en las regiones del Istmo y de la Costa.

En el municipio de Matías Romero Avendaño, tres radios comunitarias de la región del Istmo se unieron para colaborar en la creación de un mural, en el que plasmaron algunas de las inquietudes de la población acerca del deterioro ambiental que están viviendo actualmente, contrastándolo con la abundante vida que sus abuelos conocieron y disfrutaron en ese mismo territorio.

img-20160911-wa0000Previamente y como parte de nuestro Diplomado para la gestión de radios comunitarias, actores sociales de la comunidad (como un grupo de niños radialistas y un grupo de vecinas de Rincón Viejo) participaron con nosotrxs identificando problemas y riesgos para la salud de la población y para el medio ambiente, tales como la instalación de torres de alta tensión en zonas habitadas, la proliferación de gasoductos y la instalación de una antena de trasmisión de radiofrecuencias, además de la contaminación por hidrocarburos que es producto de las continuas fugas y derrames, ocasionados por los grupos delictivos que se dedican a la “ordeña” de los ductos de Pemex y que operan en la región sin muchas complicaciones.

Una propuesta desde la comunicación popular.

Parte importante del recorrido de nuestra civilización puede ser conocido gracias a las pinturas rupestres que se conservan en retiradas montañas de nuestro continente y del continente europeo. Un ejemplo cuasi-pasmoso es el que se descubrió en fechas recientes en la cueva de Chauvet, en Francia, que nos presenta una exquisita muestra zoológica de esos tiempos, dibujada con trazos magistrales cuya antiguedad se estima superior a los 30 mil años.

De esta manera, nuestros ancestros han hecho de la pintura mural una de los artes más antiguas y más representativas de nuestra condición humana. A través de estas pinturas hemos representado, desde el inicio, el mundo en que hemos vivido y el papel que nos hemos asignado en este mundo. Es por ello que la pintura mural es un arte que representa -y a través de la cual representamos- lo mejor de tal condición.

Matías Romero Avendaño

Derrame de gasolina en el Istmo

Por otra parte, hay empresas humanas que por sus propósitos, tanto como por sus orígenes y medios, pueden representar por si mismas lo peor de esta misma condición humana. En concreto, nos referimos al desarrollo constante de nuestra inclinación por destruir toda fuente de vida en beneficio de intereses egoístas. En esta “canasta de deplorables” podríamos colocar a las empresas mineras que proliferan en estas regiones, a la actividad petrolera, a las presas hidráhulicas y, en general, a toda empresa que mediante el despojo, la violencia y el deterioro ambiental destruyen la vida y recrudecen la desigualdad que corroe al país.

Enfrentar estas fuerzas que representan los extremos de la condición humana, en una propuesta narrativa y plástica que marcara el espacio público como una dimensión fundamentalmente política, es una tarea que el muralismo mexicano acometió con energía y que para nosotros y nosotras, ya sea como comunicadoras comunitarias, educadores populares, o como inadvertidos habitantes de este siglo 21 mexicano, debe representar un legado siempre presente.

Durante dos fines de semana de este mes de septiembre, integrantes de las radios Guluchi, la Ixhuateca y Las Voces de los Pueblos, colaboraron animadamente para transformar, mediante el antiguo y siempre actual arte del muralismo, los muros de las escuelas primarias Nicolás Bravo y José Vasconcelos, en una declaración artística de amor por la vida y una advertencia sobre los peligros que amenazan a la región y a sus habitantes.

Trabajamos esos días en un entorno marcado por el abandono y la desesperanza de quienes quedan al margen de la vida productiva. De excluídos cuya utilidad social se reduce a convertirse en cruel ejemplo para las nuevas generaciones de lo que no debe hacerse con la propia vida. En la esquina donde realizamos esta actividad colectiva -justo afuera de la escuela primaria- por las noches se reúne el llamado “escuadrón de la muerte”, que es una forma de nombrar a quienes, ateniéndose solo a las relaciones de reciprocidad más descarnadas, se asisten mutuamente en una ceremonia cotidiana de beber hasta morir.

Con nuestra intervención intentamos apropiarnos simbólicamente de este espacio, con el propósito de revitalizarlo como ejemplo de tranformación colectiva que busca mejorar nuestro entorno. El resultado es una vistosa, colorida e impactante narración gráfica que da testimonio de un mundo que desaparece bajo la maquinaria depredadora que llamamos desarrollo, pero que al mismo tiempo nos muestra con fuerza la energía que sostiene la vida. Esto será un motivo constante y muy presente para que vecinos y visitantes de la comunidad no dejen de observar su entorno, de reflexionar sobre el deterioro ambiental y social que viven las comunidades e imaginar las formas de impedirlo.


Mientras tanto en región Mixteca, la radio Ecos de la Montaña, de la comunidad de Santa María Yucuhiti,  convocó la colaboración de las radios Estéreo Lluvia, Ñuu Kaan y Estéreo N`doso, quienes se sumaron a la creación de un mural que refleja el problema de la desforestación en la región, que se determinó en una sesión previa, cuando reflexionamos en torno a los problemas de la región y las formas en que se pueden ilustrar. El mural refleja un contraste en la vida de la comunidad deforestada en la actualidad y cómo era en la antigüedad. Participaron más de 20 personas en su realización, incluyendo jóvenes, adultos, algunas mujeres y hasta policías municipales, quienes con curiosidad pusieron a prueba sus dotes artísticas.

img-20160919-wa0005Ambos murales fueron inaugurados este fin de semana pasado en ceremonias muy formales, presididas por las autoridades. Ambas obras han generado un gran interés en las comunidades desde el momento de su creación, cuando la gente comenzó a trabajar en los muros y los transeúntes se detenían a comentar sobre el proceso y el tema. Algunos incluso regresaron para apoyar el trabajo colectivo de diversas formas. 

Nuestros mayores agradecimientos a todas las personas que colaboraron generosamente con estos esfuerzos, como es el caso del director, docentes y comité de padres de familia de las escuelas primarias Nicolás Bravo y José Vasconcelos. Particularmente queremos reconocer la experta guía de los maestros Rafael Ortíz García, en Yucuhiti y de Ernesto Villalobos Domínguez, en Matías Romero Avendaño, sin cuyas colaboraciones seguramente no nos sentiríamos tan felices como estamos en estos momentos.

img-20160919-wa0011

ezln-cideci-comparte

EZLN compARTE: un comunicado y un calendario

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO,

26 de Julio del 2016.
A l@s participantes y asistentes al CompArte:
A la Sexta Nacional e Internacional:
Compañeros, compañeras, compañeroas:

A pesar de que no pudimos reponer la paga para la alimentación y transporte de nuestra comunidad artística, como zapatistas que de por sí somos, le buscamos el modo para no sólo corresponder a l@s creador@s que respondieron a nuestra invitación al CompArte, también para hacerles sentir de alguna forma el respeto y admiración que nos provoca su quehacer artístico.
Entonces les comunicamos la decisión a la que hemos llegado:
Presentaremos, aunque en calendario y geografía distintos, algo de la creación artística que las zapatistas, los zapatistas preparamos para mostrarles. Las presentaciones serán de acuerdo a lo siguiente:

  • Caracol de Oventik: 29 de julio del 2016. De las 1000 hora nacional a las 1900 hora nacional. Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tzotzil, zoque y tzeltal de Los Altos de Chiapas.
  • CIDECI, San Cristóbal de Las Casas: 30 de julio del 2016. Asistencia de una delegación zapatista como escucha-vidente al CompArte.
  • Caracol de La Realidad: 3 de agosto del 2016. De las 0900 del día 3 a la madrugada del 4 de agosto. Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tojolabal, tzeltal, tzotzil, mame y mestizo de la zona Selva Fronteriza.
  • Caracol de La Garrucha: 6 de agosto del 2016. De las 0900 del día 6 a la madrugada del 7 de agosto. Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tzeltal y tzotzil de la zona Selva Tzeltal.
  • Caracol de Morelia: 9 de agosto del 2016. Celebración del 13 aniversario del nacimiento de los caracoles y juntas de buen gobierno zapatistas. De las 0900 del 9 a la madrugada del 10 de agosto. Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios tojolabal y tzeltal de la zona Tsots Choj.
  • Caracol de Roberto Barrios: 12 de agosto del 2016. De las 0900 del 12 a la madrugada del 13 de agosto del 2016. Participan artist@s zapatistas de los pueblos originarios chol y tzeltal de la zona Norte de Chiapas.

Para poder ingresar es necesario su gafete de registro del CompArte en CIDECI, e inscribirse en la mesa instalada para tal efecto, en el CIDECI, a partir del 27 de julio del 2016 en la tarde.

Ojo: tomar en cuenta que acá… bueno, en todos lados, es temporada de tormentas.

Sabemos que la inmensa mayoría no podrá asistir a todas las presentaciones ahora que el calendario y la geografía se expandieron. De repente sí, ustedes lo saben. Como quiera, estén o no, nos presentaremos teniéndole presente a usted.

NO SE PERMITIRÁ EL ACCESO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE PAGA (aunque pretendan que también trabajan en medios que no son de paga).
Los medios compas, es decir, los medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen, serán bienvenidos, incluso por los Tercios Compas, porque acá sí hay solidaridad gremial.

Como zapatistas que somos y en este día, refrendamos nuestro apoyo a la demanda de verdad y justicia para Ayotzinapa y para tod@s l@s desaparecid@s, que se mantiene sin desfallecer por las madres, padres, familiares y compañer@s de los ausentes. A tod@s ell@s, a quienes faltan y a quienes buscan, nuestro mejor abrazo. Su dolor es nuestro dolor, y es nuestra su digna rabia.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Moisés.                          Subcomandante Insurgente Galeano.
México, julio del 2016.

 

Julio 17 del 2016,

A l@s Artistas participantes en el CompArte:
A la Sexta Nacional e Internacional:
Hermanas y hermanos:
Compañeras, compañeros y compañeroas:

Reciban nuestros saludos. Les escribimos para comunicarles lo siguiente:
Queremos de alguna forma hacerles saber y sentir, a todo@s l@s artistas que se comprometieron a participar en el CompArte, no sólo nuestra admiración y respeto. También y sobre todo, nuestra convicción de que las horas oscuras actuales, y las que vendrán, requieren de su quehacer y creatividad para encontrar el camino que, como humanidad, queremos, necesitamos y merecemos.

Y cuando hablamos de oscuridad, no sólo nos referimos al horror que salta y destruye en cualquier punto de la ya doliente geografía mundial. También al mercantilismo político y económico que, sin importarle mayormente las muertes y desgracias, se lanza sobre los cadáveres aún tibios de las víctimas, y trata de sacar ganancia y ventaja.

Si la máquina impone esta lógica perversa en que cada dolor no indigna sino impermeabiliza, tal vez pueden ser las Artes quienes le recuerden a la humanidad que la persona no sólo destruye y mata, impone y avasalla, desprecia y olvida; también es capaz de crear, liberar y hacer memoria. ¿No incluso en las creaciones artísticas más dolientes y desgarradoras, palpitan la vida y la libertad?

Qué bueno, pensamos, sentimos, creemos, como zapatistas que somos, que hay artistas que sabrán sacar, desde lo más profundo del calendario más oscuro, una luz de humanidad.Porque si no es ahora, ¿entonces  cuándo?

No queremos hacerles sentir que deben algo a nadie, ni sometimiento, ni seguimiento, ni incondicionalidad. No buscamos sus votos ni sus vetos. Sólo queremos decirles que, en ese mundo que avistamos desde la cofa del vigía, les miramos. O mejor aún, miramos sus creaciones.

Así pensamos. Sin embargo, vemos que nuestras ideas y sentimientos no alcanzan a cubrirse siquiera con estas palabras. Es por esto que las zapatistas, los zapatistas, nos empeñamos en silencio en un nuevo esfuerzo que ahora les queremos comunicar:

Queremos saludarlos y homenajearlos como lo que son. No como militantes de las causas que con diferentes colores y símbolos pueblan el mundo. Sí como el paso en el que adivinamos un mañana más humano, más digno, mejor.
Nosotras las zapatistas, los zapatistas, no miramos hacia arriba.
Sólo frente a las ciencias y las artes levantamos nuestros ojos, nuestros oídos. Y no son el temor y la obediencia las que así elevan nuestra mirada. Es el portento del conocimiento, es la maravilla de las artes.

Por eso nos hemos organizado para presentarles una versión muy apretada de lo que ha sido nuestro trabajo para el CompArte. Esto con el único objetivo de tratar de que sientan ustedes lo grande que son para nosotros, nosotras, zapatistas.

Sabemos que l@s compas de la Sexta y parte de la comunidad artística de Chiapas, con el compromiso siempre actuante de l@s compas del CIDECI, han seguido adelante con la organización del CompArte en el CIDECI a celebrarse en su local, de los días 23 al 30 de julio del 2016. Esperamos de veras que esa celebración sea tan brillante como lo es su quehacer artístico y que, en estos calendarios de oscura desesperanza, en ese rincón del mundo se respire otro aire y no sea la noche de arriba quien reine. Que, aunque sea en la fugacidad de una pieza musical, un trazo de pintura, un paso de baile, un fotograma, un renglón de un diálogo, un verso, un lo que sea, sea derrotada la hora del policía, y en un segundo al menos se respire la posibilidad de otro mundo.

Entonces, aprovechando que algun@s (no tod@s, es cierto) estarán creando en el CIDECI en esas fechas, queremos invitarlas, invitarlos, invitarloas, a participantes y asistentes, al caracol de Oventik el día 29 de julio del 2016. Desde las 1000 y hasta al menos las 1900 horas (hora nacional) estaremos presentando teatro, bailables, música, poesía, pintura, pensamientos, y tal vez hasta adivinanzas. Aunque sólo será una pequeña parte de lo que se preparó en los pueblos para el CompArte, estarán presentes los 5 caracoles que acuerpan a los pueblos zapatistas tzotziles, choles, tzeltales, tojolabales, zoques, mames y mestizos. Aún con la premura, l@s compas zapatistas, se han preparado para celebrar, en honor de ustedes, la vida y la libertad.

Ya no será todo lo que se preparó por nuestra parte, pero será algo no menor: un regalo que queremos hacerles. De repente les gusta, de repente no. Pero estamos seguras, seguros, de que encontrarán aquí sonidos, colores, luces y sombras que no tienen más aspiración que hacerles escuchar, mirar y sentir el “gracias” con que les abrazamos.

L@s artistas zapatistas hacen su presentación el día 29 de julio y el día 30 regresan a sus comunidades. A menos, claro, que alguien les invite a estar en el último día del festival CompArte en el CIDECI. En dado caso, harán una escala en CIDECI para algo aprender de ustedes.

Así que ya lo saben:

¿La geografía? El caracol de Oventik.
¿El calendario? 29 de julio del 2016, de las 10:00 a las 19:00 horas.

Tal vez llueva, tal vez no. Tal vez haga frío, tal vez no. Pero aquí estamos, aquí estaremos.
Porque este rincón del mundo, en donde nos toca resistir y luchar, es sólo nuestra casa temporal.

Nuestra casa grande, en mañana y sueño, ha sido, es, y será el mundo que, con l@s otr@s, crearemos.
Acá les esperamos.

De por sí siempre les estamos esperando.

Y aunque no puedan llegar, reciban nuestro abrazo mejor, el que les damos…

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente                    Moisés Subcomandante Insurgente Galeano.

Chiapas, México.

Julio 17 del 2016.

CompARTE-EZLN-ArtePueblo

Convocan zapatistas al festival “CompArte por la humanidad”

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Frente a la “grave crisis que sacude al mundo entero y que habrá de agudizarse, poner en riesgo la supervivencia del planeta y todo lo que lo puebla, incluyendo a los seres humanos”, el EZLN convocó a festival “CompArte por la humanidad”.

La reunión de artistas se realizará en San Cristóbal de las Casas en julio próximo, y posteriormente en Oventik, para conocer el encuentro que hagan los propios indígenas rebeldes bases de apoyo del grupo armado.

CompARTE-EZLN-ArtePuebloEn una misiva firmada por el subcomandante Moisés, el EZLN dejó en claro que “las ciencias y las artes lo que rescatan lo mejor de la humanidad” y que éstas “representan ya la única oportunidad seria de construcción de un mundo más justo y racional”.

También destacó que “la grave crisis que sacude al mundo entero y que habrá de agudizarse, pone en riesgo la supervivencia del planeta y todo lo que lo puebla, incluyendo a los seres humanos”.

Y que “la política de arriba no sólo es incapaz de idear y construir soluciones, también es una de las responsables directas de la catástrofe ya en curso”.

Sin embargo, destacó “que los pueblos originarios y quienes viven y resisten y luchan en los sótanos en todo el mundo son poseedores, entre otras, de una sabiduría fundamental: la de la supervivencia en condiciones adversas”.

Pero sobre todo, acotó, que “el zapatismo sigue apostando, en vida y muerte, por la humanidad”.

Es por ello, que la Comisión Sexta del EZLN y las bases de apoyo zapatistas convocaron a los “artistas, científicos formales y naturales” al festival y encuentro “CompArte por la humanidad”, el cual se realizará del 17 al 30 de julio próximo.

“Podrán participar tod@s quienes tengan como práctica el arte. Para el zapatismo, artista es toda persona que reivindique su actividad como arte, independientemente de cánones, crític@s de arte, museos, wikipedias y demás esquemas ‘especialistas’ que clasifican (es decir: excluyen) las actividades humanas”, se define en la convocatoria.

En una primera etapa, el festival se realizará en el Cideci de San Cristóbal de las Casas. Ahí participarán todas las personas, grupos y colectivos que se hayan inscrito o hayan sido invitados para ello. La fecha límite para registrarse es el día 15 de junio y el correo electrónico para registro es compArte@ezln.org.mx.

La segunda etapa se llevará a cabo en el Caracol de Oventik, donde sólo participarán las bases de apoyo zapatistas con sus expresiones artísticas.

A partir de febrero y hasta el mes de junio, señala la misiva, “en las comunidades, regiones y zonas zapatistas decenas de miles de hombres, mujeres, niños y ancianos zapatistas realizarán reuniones y festivales para decidir las formas de su intervención artística y seleccionar a quienes habrán de participar. La parte zapatista del festival iniciará el 17 de julio”.

Moisés adelantó que se prepara la fiesta para celebrar el 20 aniversario del Congreso Nacional Indígena el 12 de octubre próximo. Además, se ultiman detalles para el encuentro “L@s zapatistas y las conCiencias por la humanidad”, que se realizará del 25 de diciembre al 4 de enero del 2017 en el Cideci de San Cristóbal de las Casas