SERIE: RADIOS COMUNITARIAS EN OAXACA, HACIA UNA HEGEMONÍA COMUNAL

El pueblo se hace de la radio y la radio se hace del pueblo.

Llevo 4 años colaborando, me gusta mucho porque aprendo todo el tiempo, conozco a otras personas, amplía mi perspectiva, creo que la radio es un lugar donde se puede transformar, como la violencia de género, me mueve mucho porque yo la he vivido, y no quisiera que otras mujeres la sigan viviendo, y porque desde la radio se puede promover una vida más libre, más plena en la comunidad, respetando a la naturaleza. En la comunidad hay muy pocos espacios de forma libre para expresar necesidades y deseos, en la radio hemos logrado generar esos espacios.

Kenia, Estéreo Lluvia

En este primer artículo de la serie, nos ubicaremos en el contexto general de cuatro regiones del estado de Oaxaca: la Costa, el Istmo, los Valles centrales y la Mixteca, para después conocer de manera muy sintética y a manera de introducción, la situación y retos que enfrentan ocho radios comunitarias que operan en estas regiones, las cuales han sido acompañadas durante los últimos años en sus esfuerzos por Ojo de Agua Comunicación.

Las y los radialistas que participan en estas experiencias, nos comparten una pequeña parte del análisis y estrategias desarrolladas desde sus espacios de trabajo, para construir desde esos medios de comunicación, un tejido comunitario más sólido. Esperamos que la serie de trabajos que comienza con este texto, contribuya al reconocimiento e importancia del papel de las y los radialistas comunitarios como agentes de incidencia y transformación, ante las diversas problemáticas en las que se encuentra nuestro país en sus diversos territorios.

Un hermoso paisaje, con grandes obstáculos

El estado de Oaxaca se reconoce como una de las regiones más biodiversas del planeta. La zona que comprende las regiones de la Costa, Istmo, Valles centrales y Mixteca es abundante en su diversidad biológica; la cual subsiste particularmente en territorios habitados por pueblos indígenas. En las últimas décadas estos espacios han sido gravemente afectados y amenazados por multitud de proyectos de minas, presas hidroeléctricas y parques eólicos. A pesar de que los dos últimos son considerados como “energías limpias” a nivel internacional, son comúnmente llamados “proyectos de muerte” por los pobladores locales, que son quienes sufren sus afectaciones.

En México y Centroamérica, podemos observar que existe una relación muy directa y clara entre la preservación de los ecosistemas naturales y la presencia de pueblos indígenas. Al correlacionar los mapas que muestran los territorios habitados por pueblos originarios y las regiones mejor conservadas en su biodiversidad, hallamos que son los mismos. Esta noción del cuidado de los pueblos originarios en el territorio se basa en formas holísticas de vida enmarcadas por su cultura y espiritualidad. Por lo tanto, no es casualidad que conforme se le da rienda suelta a las políticas extractivistas por encima de la preservación del medio ambiente, estas regiones y las personas que los defienden se encuentren bajo amenazas cada vez más graves.

A pesar de la riqueza cultural y ambiental que aún se preserva en estas zonas, las comunidades que las habitan, no solo han resistido los embates de este tipo de megaproyectos, los cuales han sido causa de la deforestación o pérdida de biodiversidad, sino que persiste una cantidad de retos de diversa índole entretejidos entre sí, tales como la violencia y discriminación étnica, racial y de género, la disminución o hasta desaparición de las lenguas maternas, así como inadecuadas e insuficientes condiciones en los centros de salud, un insuficiente e inadecuado sistema educativo público y altos índices de migración, entre los principales.

Desde el año de 2007, Ojo de Agua Comunicación ha acompañado proyectos de radios comunitarias de Oaxaca. Especialmente desde el 2017 la organización está trabajando con ocho de ellas en procesos formativos y proyectos de producción audiovisual y radiofónica, siendo una de las temáticas centrales y más importantes la discriminación y violencia de género. Esta nueva perspectiva ha desembocado en todo un proceso de transformaciones tanto a nivel personal como colectivo en cada una de estas radios, siendo parte de estos cambios la reestructuración de su programación, reglamentos internos y formas de trabajo cada vez más equitativas entre hombres y mujeres.

Parte de este trabajo también ha sido la realización de diagnósticos participativos de educación popular con enfoque de género, en los cuales se han podido analizar los principales problemas de cada una de las regiones, comunidades y radios. Esto permite reflexionar sobre la manera diferenciada en que tales problemas afectan a mujeres y a hombres. Con estas reflexiones, jóvenes radialistas que desempeñan la función de enlaces comunitarios en el proyecto, han podido elaborar planes y estrategias de comunicación, encaminadas a incidir en las distintas realidades que afrontan cada día.

Las ocho radios que conoceremos muy a grosso modo en este artículo son Radio Jowa, Radio Puchumbaj y Radio Guluchi, en el Istmo; Estereo Lluvia, Estereo Ndoso y Radio Comunitaria Ñuu Kaa, en la Costa; Radio Nuevo Horizonte del Valle, en los Valles Centrales y Radio Yucuhiti, en la región Mixteca.

Istmo de Tehuantepec, el paso más angosto para los capitales

Esta región, con importantes selvas, ríos, mares, lagunas y manantiales, ha permitido a sus habitantes ganarse la vida con la pesca, la agricultura, la ganadería y el comercio. En el diagnóstico comunitario, las y los radialistas analizaron algunas de las problemáticas principales, resaltando la caza de animales, los incendios forestales, la pérdida de empleos, la expansión de monocultivos, el uso de agrotóxicos, la explotación de ríos, manglares y la pérdida de biodiversidad. Asimismo, consideraron el incremento en los últimos años en la presencia de grupos criminales, de la inseguridad, los feminicidios, la trata de personas, y adicciones como el alcoholismo.

Los proyectos radiofónicos que conoceremos en los próximos artículos serán:

Radio Puchumbaj (92.1 fm).
Esta radio tuvo su inicio en 2017, con un apoyo importante por parte de la autoridad comunitaria, teniendo su primera instalación en la agencia municipal. Posteriormente se trasladó al Proyecto educativo San Francisco del Mar – Pueblo Viejo, del que forma parte y es operada por unos once estudiantes muy entusiastas, con edades que van de los 15 a los 18 años, quienes son acompañados en su esfuerzo por maestros de la institución.

Mediante entrevistas que han realizado entre la población, definieron la barra programática y los ejes de su trabajo, que son el cuidado de la vida y el territorio, así como los proyectos transnacionales y sus consecuencias. A pesar de las dificultades que enfrentan, como la insuficiencia del transmisor y la falta de energía eléctrica, esta radio es un espacio muy importante para las y los jóvenes, en una región con mucha carencia de espacios para ellas y ellos. Aunque a veces les cuesta trabajo integrarse porque son tímidos, los talleres de formación y capacitación les van aportando mayor confianza para poder expresarse.

Radio Guluchi, la Voz del Zanate (106.7 fm).
Se ubica en la cabecera municipal de Santo Domingo Zanatepec. Esta radio forma parte de CECACI “Juntos en el camino”, una organización de base eclesial fundada en 1993 como una iniciativa dedicada al cuidado del medio ambiente, a la agroecología, a promover servicios de salud y la comunicación comunitaria. Guluchi cuenta con un equipo base integrado principalmente por veteranos del proyecto, además del apoyo de prestadores de servicio social. Aunque tiene una programación y una postura muy decidida en el tema de la defensa del territorio, principalmente frente a la minería, también da espacio a los temas dirigidos a las infancias.

Cabe mencionar que en esta radio también se han visto reflejados los esfuerzos de formación en el tema de género, lo que ha permitido la inclusión paulatina de las mujeres como radialistas; una de ellas tiene actualmente tiene un importante liderazgo dentro del equipo de trabajo, lo que le ha permitido llevar a cabo valiosas aportaciones que anteriormente no habían podido ser tomadas en cuenta por ser joven y mujer.

Estereo Jowa, Mipoch Mikambajaats (102.5 fm).
Esta radio se encuentra en San Mateo del Mar, una comunidad Ikoots regida por el sistema normativo tradicional que, paradójicamente, durante años ha tenido fuertes conflictos internos por causas político electorales, además de un conflicto territorial con sus vecinos de Santa María del Mar.

Gracias a la lucha e insistencia de las mujeres, recientemente se ha abierto la posibilidad de su participación en este sistema que la había negado históricamente, lo cual representa un logro sin precedente. Adicionalmente, existen graves divisiones generadas por la imposición de los megaproyectos eólicos en la región.

La radio está integrada por estudiantes de la preparatoria de la comunidad de Pueblo Viejo, que son quienes crean los programas y las cápsulas radiofónicas, en las que abordan temas sobre juventudes, el uso de la lengua ombeayiüts, el cuidado de la naturaleza, la importancia de respetar las áreas de pesca y, por supuesto, la defensa comunitaria frente a los conflictos territoriales ocasionados por los proyectos eólicos y mineros.

Radialistas comunitarias entrevistando a sus audiencias, Oaxaca 2019

A Costa de los pueblos: agua, tierra y turismo.

Entre las principales actividades económicas de las comunidades de la región, encontramos la ganadería, la pesca, el cultivo de limón, papaya, ajonjolí y coco. Sin embargo, prosperan los proyectos turísticos en diversas escalas, así como los servicios relacionados con éstos. En los análisis de las y los radialistas, se señaló como principales problemas la discriminación y violencia de género, el alcoholismo, los feminicidios, el narcotráfico, la inseguridad, la trata de personas, la falta de empleo, la migración, la contaminación de ríos y arroyos, la escasez de agua y la pérdida de la lengua Tuún Savi o mixteca.

Algunas de las radios comunitarias que cotidianamente mantienen comunicadas a las poblaciones de la región son:

Estéreo Lluvia (106.1 fm).
Nace en el año 2002 por iniciativa de Ecosta Yutu Cuii, una organización de base relacionada con el cuidado del medio ambiente. Actualmente funciona de manera autónoma, con una estructura organizativa y un reglamento interno recién redefinidos. Junto con su equipo de locución, operadores y personas voluntarias, funciona un consejo consultivo conformado por ancianos de ambos sexos, quienes guían con sus consejos e intervienen en situaciones de conflicto. Actualmente, la radio mantiene una programación centrada en temas ambientales y culturales.

Cabe mencionar que un aspecto importante en esta radio es el avance en el tema de género, pues ha ido en aumento el papel que han ido desarrollando las mujeres desde este espacio de trabajo; una de ellas especialmente, fue tomando espacios cada vez más relevantes y hasta el momento esta radio es la única que ha contado con una mujer en el puesto de coordinación.

Radio Comunitaria Ñuu Kaan (102.2 fm)
Surgió en el año 2009 con el apoyo de un programa de la Universidad Autónoma Metropolitana y la organización local Época A.C., dedicada a la promoción de la cultura y derechos de los pueblos afromexicanos. La radio responde en gran medida a las necesidades y exigencias de las autoridades agrarias y municipales, así como de la Asamblea. Esta radio ha sido apoyada desde el inicio por la autoridad municipal, que la dotó de un espacio para operar en la plaza municipal, así como de los servicios necesarios.

Dentro de los temas más importantes que aborda están el género, los derechos de las mujeres y sus participación en la comunidad, la violencia intrafamiliar, la cultura tradicional, las costumbres, el trabajo comunitario, el medio ambiente, la prevención de los incendios forestales y la resistencia al proyecto de la presa Paso de la Reina.
Este es uno de los proyectos radiofónicos que mayor actividad ha tenido fuera de sus
instalaciones, al promover constantemente actividades comunitarias como la creación de murales colectivos, proyecciones de cine, bailes, concursos de canción, foros y próximamente hasta una feria gastronómica artesanal.

Estereo Ndoso, la voz de los nahuales (101.7 fm)
Desde hace diez años, esta radio transmite desde Santiago Jamiltepec y su señal llega a comunidades como San Pedro Jicayán y Pinotepa Nacional. Muchas de las comunidades que la escuchan tienen un profundo arraigo en la cultura mixteca, con fuertes principios comunitarios. Sin embargo, los partidos políticos que luchan por el poder y el control del ayuntamiento han generado graves y violentas divisiones. La radio inicia con un fuerte apoyo por parte de la autoridad municipal que estaba en turno en ese momento, y la actual continúa apoyándola con la electricidad, con el espacio para su cabina y un lugar para tener reuniones.

A pesar de eso, la radio reivindica su autonomía frente al gobierno municipal, logrando así quedar al margen de intereses políticos. El contenido de sus transmisiones incluye temas sobre tradiciones, costumbres y cultura. Actualmente colaboran tres personas voluntarias, quienes se organizan en colectivo.

Cabe resaltar el trabajo que han realizado estas tres radios en conjunto, quienes se han nutrido del intercambio de experiencias al compartir espacios de formación y reuniones, así como para superar problemáticas comunes, tales como la deficiencia de la señal de internet, lo cual han podido superar a través de una red comunitaria con la que se pueden enlazar y retransmitir, además de compartir producciones radiofónicas.

Radialistas comunitarias entrevistando a sus audiencias, Oaxaca 2019

Valles, Centrales para la extracción minera.

En esta región, Ojo de Agua Comunicación colabora con la Radio Nuevo Horizonte del Valle, de la comunidad de Santa Ana del Valle. Los problemas identificados en los diagnósticos comunitarios por la radio, son la migración, la discriminación y violencia hacia las mujeres, el alcoholismo, la aparición de bandas callejeras, los suicidios, la inseguridad, el abandono del campo, la contaminación por basura y la escasez del agua, principalmente.

Radio Nuevo Horizonte (104.5 fm)
Comenzó a funcionar hace cinco años, con el trabajo de voluntarias y voluntarios, interesados en difundir la problemática de la minería. La radio forma parte del Comisariado de Bienes Comunales, que la apoya con los gastos de luz e internet. Los migrantes colaboran también en algunos de los eventos comunitarios, además de apoyar su funcionamiento durante la pandemia. El tema de la violencia de género dentro de la radio se ha hecho presente en los últimos años.

Algunas de las líneas de trabajo actuales son, la recopilación de documentos e información sobre violencia de género, vincular a las regidoras y autoridades escolares a cursos y talleres, así como la creación de alianzas y redes de apoyo para combatirla.

La canción Mixteca-alta

Santa María Yucuhiti es una comunidad en medio de montañas y bosques, ubicada desde los 800 msnm en su parte baja, hasta los 2500 metros sobre el nivel del mar en su cima, por lo cual tiene tres climas bien marcados: cálido, templado y frío. En la cabecera municipal se ubican la parroquia, el bachillerato y el palacio municipal. Las principales actividades económicas de la gente son la siembra de café y de maíz, así como la cría de chivos y borregos.

Radio Yucuhiti (92.5 fm)
Inició en el año 2013 y forma parte del Ayuntamiento Municipal, bajo las pautas establecidas por la Asamblea Comunitaria, bajo la responsabilidad de la regiduría de cultura. A sus colaboradoras y colaboradores, se les considera empleadas y empleados del Ayuntamiento, el cual decide contenidos, la programación y su plantilla laboral.

Su propósito ha sido el de revitalizar la identidad de Yucuhiti, fomentar la lengua materna, la cultura y la organización comunitaria; valorar los conocimientos de la gente adulta, la medicina tradicional, las danzas, la música de banda y las orquestas de antaño. Aunque en un principio sólo transmitían música, con el paso del tiempo han promovido diversos temas, como medio ambiente y la salud.

Con este panorama general de ocho radios comunitarias de Oaxaca comenzamos nuestra primera serie de artículos, a través de los cuales abordaremos con mayor detalle las particularidades regionales, la vida comunitaria, el sentido que impulsa a cada radio, sus historias, sus retos y las vivencias personales que nutren y motivan a jóvenes radialistas en su día a día, para construir desde esos espacios los nuevos medios de comunicación.