Parir con Dignidad

La partería es indispensable para el cuidado de las personas y la reproducción de la vida. Se trata de una práctica ancestral que se ha visto obstaculizada por el sistema institucional de salud. A través de una investigación estamos dando a conocer la vigencia e importancia de la partería, escuchamos las voces de las parteras y brindamos elementos para que podamos parir con dignidad.

#Parircondignidad es una investigación llevada a cabo por el CIESAS Pacífico Sur , financiada por el CONACyT, que tiene como objetivo dar a conocer la vigencia y la importancia de la partería tradicional en México. A partir de esta investigación titulada «Situación actual de la partería indígena en seis estados de México», Ojo de Agua en colaboración con el CIESAS-Pacífico Sur ha realizado una serie de producciones radiofónicas y audiovisuales

La información sobre la investigación y los resultados completos del estudio están disponibles en:  https://pacificosur.ciesas.edu.mx/parir-con-dignidad/

Audiovisuales Parir con Dignidad

Se realizaron 5 producciones audiovisuales a lo largo de las dos fases de la investigación y el estudio en las que se recogen algunos de los testimonios de las parteras entrevistadas durante la investigación. Todas ellas están disponibles en el Vimeo de Ojo de Agua Comunicación.

Podcast Parir con Dignidad

También se realizaron cuatro producciones sonoras en formato podcast, en las que además del testimonio de parteras, pueden escuchar también a quienes estuvieron a cargo de la investigación contando cuales fueron algunos de los hallazgos y conclusiones que se recogen en los informes. Los cuatro programas están disponibles en el SoundCloud de Ojo de Agua.

Jóvenes indígenas y expresión de la diversidad sexoafectiva

Hablar de diversidad sexual en las comunidades indígenas resulta complejo, pues no existen datos oficiales que ayuden a ilustrar la diversidad existente. Si bien es cierto que cada vez hay más instituciones y organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos de las personas LGTBIQ+, es innegable que continúa habiendo prejuicios y discriminación hacia aquellas personas con una orientación o identidad sexual diversa. «Las cosas han cambiado mucho desde hace unos años, pero sigue siendo un tema complicado, especialmente para los jóvenes», cuenta un jóven indígena. Al igual que el resto de personas que han ofrecido su testimonio para la realización de este artículo, él prefiere mantenerse en el anonimato, lo que resulta ilustrativo, ya que es un ejemplo de la incomodidad que para muchas personas indígenas supone todavía hablar abiertamente de estos temas.

«En las comunidades identificarse con un género o tener una orientación sexual diversa añade a los jóvenes una presión extra, ya que se impone el deber de seguir lo que se espera de ellos en lugar de ser fieles a ellos mismos» explica este jóven, que destaca la importancia de creear espacios seguros en los que los niños y niñas puedan expresarse y hablar con libertad. «El entorno es muy importante, los adultos tienen que aprender a escuchar y entender las diversidad, porque si no es muy complicado que los chavitos y las chavitas sientan que pueden hablar sin miedo de como se sienten».

«Yo ahora me puedo identificar como hombre gay», cuenta otro jóven que, sin embargo, dice no haber conseguido dar el paso de compartir su orientación sexual con su entorno. «Sigue siendo un tema tabú en mi vida. Todavía no doy el paso de hablarlo» explica. Compartirse abiertamente como parte del colectivo LGTBIQ+ supone en muchas comunidades convertirse en foco de atención. «La violencia no es únicamente física, también es psicológica. Hay insultos, señalamiento… Llamar la atención y sentir que la gente opina no es algo para lo que todas las personas estamos preparadas». Romper con lo que la sociedad espera de ti significa exponerse al juicio público y a posibles situaciones de violencia y discriminación, pero esto se intensifica aún más cuando hablamos de contextos menos poblados, donde todo el mundo se conoce, y en los que la tradición y la religión tienen una fuerte presencia en el ideario colectivo. «En mi casa, las enseñanzas de la iglesia han estado siempre ahí, y eso me ha afecto y me afecta. Desde niño lo que me han dichos es que si soy un hombre me deben gustar las mujeres y que lo contrario está mal», cuenta este mismo jóven que asegura que durante muchos años creció creyendo que tenía que forzarse a responder a lo que su comunidad esperaba que él fuera.

«Es un proceso muy personal y es diferente para cada caso», comenta otro joven sobre lo que comúnmente se denomina como «salir del closet». Hay quien prefiere hablarlo sólo con parte de su círculo y otras que, por el contrario, deciden compartirlo y expresarlo abiertamente con todo el mundo. «Al final es una forma de represión. Vives reprimido y ocultando siempre una parte de ti», continúa y asegura que para él lo más importante es garantizar que todas las personas crezcan y vivan sintiendo que su entorno es seguro. «Las personas adultas tienen que aprender a escuchar y entender las diversidades.»

En este sentido, muchas personas que han investigado y reflexionado sobre la situación de las personas LGTBIQ+ en las comunidades indígenas, señalan la importancia de que exista una educación para la sexualidad, un concepto que va más allá de lo que tradicionalmente se entiende como educación sexual y que persigue el empoderamiento de las personas en la expresión de su diversidad sexo-genérica y erótico-afectiva para que ellas mismas proclamen y reclamen el respeto a sus derechos. «Darles confianza para que ellos sean libres, esa es la clave».

 

Esta actividad cuenta con el financiamiento de la AVCD y del Gobierno Vasco, además de la colaboración de KCD ONGD

Aportes desde las radios comunitarias hacia la eliminación de la discriminación por la diversidad sexual

Las y los radialistas comunitarios saben que tienen en sus manos y voces, una enorme responsabilidad: dar un servicio a sus comunidades. Este cargo implica entre otras cosas, estar en constante capacitación no sólo técnica, si no también de formación la cual responda a las múltiples de necesidades que sus regiones requieren.

Es por ello que desde sus cabinas y micrófonos, las radios comunitarias tienen un papel muy importante en la construcción por un mundo sin violencia en cualquiera de sus formas: desde la defensa y el cuidado del territorio, los derechos de las niñas, niños y mujeres, y por su puesto, una mirada informada, clara y propositiva hacia la prevención y eliminación de la discriminación por la diversidad sexual.

 

La discriminación: un juego en donde todas y todos pierden

La discriminación parte de la idea de que una cosa es mejor que otra, es creer que hay personas que valen más que otras debido a su apariencia como el color del piel, si es hombre o mujer, por su edad, grado escolar, descendencia cultural, por el lugar donde nacieron, su idioma, capacidades, estado de salud, y por supuesto, por su orientación sexual, identidad de género o características sexuales diversas.

Debido a lo anterior, las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersexuales (comúnmente conocidas como comunidades LGBTI) son afectadas en diversas formas y limita su desarrollo y potencial. Esta situación suele comenzar desde su hogar, ambientes donde sufren el rechazo de sus propios familiares y por ende tienen dificultades para expresar plena y libremente su orientación o identidad sexual. Esta no aceptación ocasiona falta de confianza y distanciamiento que repercute en las personas y sus familias a lo largo de su vida.

Sin embargo las afectaciones por el rechazo e incluso burlas, amenazas y hostigamiento están presentes también en el ámbito público, esto es: en la escuela, lo que puede dar como consecuencia la deserción escolar; y en el trabajo, lo que puede ocasionar ostilidad en el ambiente laboral, disminución de su productividad, no poder desarrollar su carrera profesional y hasta la pérdida de su aunonomía económica.

En México, seis de cada diez personas LGBTI consideran que su orientación sexual ha sido un obstáculo para acceder a un empleo… El 70% de los mexicanos LGBTI que tienen un empleo perciben que no reciben el mismo trato que sus compañeros heterosexuales.

Así mismo hay discriminación en todas las demás áreas de la sociedad, incluidas la iglesia y en las instituciones, lo que les dificulta el acceso a servicios como la salud por ejemplo.

La discriminacion por lo tanto, es un daño de múltiples dimensiones en donde toda la sociedad es afectada, pues desaprovecha las capacidades y aportes de las personas, deja huellas y afectaciones importantes, tal como problemas de autoestima, desórdenes alimenticios, aislamiento, e incluso la aversión puede elevarse hasta el acoso y la muerte.

«Diversas organizaciones señalan que en los últimos cinco años se han producido unas 459 muertes violentas de personas LGBTQ+ en México. Solo en 2020, asesinaron a 79 personas, es decir, unas 6.5 por mes».

«En Oaxaca, entre el 2015 hasta abril del 2022 iniciaron 34 indagatorias por diversos actos de discriminación hacia personas de la comunidad LGBTTTIQ+, según la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO)»

 

Ser indígena y gay, la doble o hasta triple discriminación

Según la Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Oaxaca es uno de los estados donde hay más prevalencia de discriminación por la orientación sexual, y según las autoridades, el estado tiene sólo el 42% de acepación hacia la homosexualidad.

Este alto índice hace que las personas LGBTI en nuestro estado y en especial en comunidades indígenas estén inmersas en ambientes con un alto riesgo a ser violentadas, ya que además de ser discriminadas por su descendencia cultural son marginadas por su orientación sexual. Esta doble “capa de rechazo” puede ir en aumento si por ejemplo hablamos del caso de una mujer que además es indígena, pobre y lesbiana.

La presencia de esta discriminación puede tener su origen en las propias conductas heteropatriarcales que existen dentro de las comunidades tradicionales, en las cuales los roles de cómo deben ser las mujeres y los hombres están muy definidos. Desde muy pequeñas por ejemplo, muchas niñas no tienen mayor opción que ayudar a sus madres y abuelas a permanecer en casa para cocinar, limpiar y cuidar, mientras que los niños deben seguir las expectativas de cómo deben ser los hombres: fuertes, rudos, capaces de todo sin mostrar debilidad y atados a conductas muy específicas:“Eres hombre y los machitos no lloran”. No cumplir con estos mandatos sociales suele ser muy sancionado con fuertes burlas, más aún, si una persona no se comporta “como debe ser un verdadero hombre” por ejemplo.

Las personas que no son aceptadas por su orientación sexual viven situaciones en las que no pueden vivir cómodamente, se alejan de sus círculos familiares y de amigos por miedo al rechazo, castigo o burla, por lo que son a menudo obligados a casarse o bien hasta de huir de sus comunidades.

 

El papel de las radios comunitarias ante la discriminación

Los medios de comunicación comunitaria pueden contribuir en la prevención de los diversos tipos de discriminación que existen en sus comunidades, y uno de los primeros pasos sería visibilizar la existencia de estas situaciones y hablar de ellas de la manera más abierta e informada posible. Es importante por ello partir desde la reflexión y análisis de cómo es su comunidad, los tipos de violencia y discriminación que existen, qué tan arraigadas son las costumbres y tradiciones sobre los roles de género, quienes son las y los directamente afectados y cómo existen también afectaciones hacia todo el resto de la comunidad.

Las radios comunitarias pueden aportar en la visibilización del problema como en la elaboración y difusión de programas que incluyan temas sobre educación sexual y los contextos legislativos, así como poner atención en el contenido de la música, conscientes que dentro de ella se pueden difundir mensajes que promueven y refuercen la violencia y la homofobia.

Y quizá un paso previo muy importante, el reconocer dentro del propio equipo de la radio qué tan dificil es hablar sobre estos temas, cuáles son sus obstáculos personales, qué ideas se tienen en conjunto, y la creación de protocolos internos que ayuden a visibilizar conductas discriminatorias en cualquiera de sus formas y evitar que esté presente entre sus propias compañeras y compañeros.

Aunque no es un camino fácil debido a los fuertes arraigos sociales y culturales que existen, es impresindible ir trazando una ruta clara y de acción concreta dentro de las radios comunitarias para ir construyendo otras formas de convivencia libres de violencia y de discriminación.

 

Entendemos como diversidad sexual a las di­versas formas de expresar la afectividad, el erotismo, el deseo y las prácticas amorosas, así como de asumir identidades y preferen­cias que no se limitan a lo que conocemos como heterosexualidad o a las relaciones de pareja entre hombres y mujeres, es decir, se refiere al universo de posibilidades de asumir y vivir la sexualidad.

 

 

Esta actividad cuenta con el financiamiento de la AVCD y del Gobierno Vasco, además de la colaboración de KCD ONGD

Gira formativa con Radio Huaya, la voz campesina.

gira radio huaya-228Este miércoles 19 de diciembre comenzamos nuestra gira formativa para radios comunitarias de los Valles Centrales, Istmo y Costa de Oaxaca. Esta vez nos lanzamos hasta el norte de Veracruz para conocer y participar durante dos días en el trabajo cotidiano de una radio con 53 años de experiencia: Radio Huaya, la voz campesina.

Nos acompañan en la visita radialistas, autoridades municipales y representantes de organizaciones sociales, quienes durante dos días intercambiarán presentaciones, producciones, experiencias, puntos de vista y productos tradicionales de sus regiones, para hacer de esta visita una fiesta de comunicación y de aprendizajes que nutran nuestras iniciativas comunitarias de comunicación.

Como parte de la experiencia tendremos la oportunidad de producir de forma colaborativa una radio revista que será transmitida en vivo.

¡Pronto les informaremos de los resultados!


17 años Ojo de Agua Comunicación – 1998-2015

LOGO ODA

VIVENCIAS Y APRENDIZAJES

Provocación para un documento colaborativo

(Versión 1.0 – Guillermo Monteforte)

AGRADECIMIENTOS

El trabajo de sistematización, reflexión y planeación que realizamos fue posible gracias a la contribución, dedicación, acompañamiento, confianza y solidaridad de muchísimas personas. De manera especial reconocemos y agradecemos el trabajo de:

Claudia Magallanes Blanco

Romain Tallavera

Lorena Salgado Cienfuegos

Lya Camille Morales Hernández

Teresa Flores Solana

José Manuel Ramos Rodríguez

Daniela Parra Hinojosa

Alfredo Atala Layún

Antoni Castells i Talens

Erica Cusi Wortham

Laurel Smith

La oportunidad de recordar, ordenar y compartir fue posible gracias al apoyo de:

Kultura Communication y Desarrollo

Agencia Vasca de Cooperacion para el Desarrollo

Fundación Angélica

Oaxaca, México, enero 2016.

QUIÉNES SOMOS Y QUÉ PROPONEMOS

Quienes_somos_1Ojo de Agua Comunicación, registrada ante Hacienda como Comunicación Indígena S.C., se fundó a mediados de 1998. Actualmente somos trece colaboradores y colaboradoras, incluyendo ocho socixs fundadores. A este núcleo se vinculan decenas de otras mujeres y hombres como aliadas y colegas, junto con otras organizaciones e instituciones con las que compartimos compromiso, ética y deseos de transformar nuestra realidad para construir un mundo mejor.

En algunos de nuestros textos, nos describimos de esta manera:

Ojo de Agua Comunicación somos una organización sin fines de lucro de comunicadores y comunicadoras nacida en Oaxaca, México, en el año de 1998. Nos dedicamos a promover la comunicación indígena y comunitaria, a producir programas culturales y educativos de radio y de video; además de colaborar con otros colectivos y organizaciones en procesos y medios de comunicación indígena y comunitaria en el sur de México y en otras regiones de nuestro país y de América Latina.

 

DE DÓNDE VIENEN ESTAS REFLEXIONES

IMG_9703

La inquietud por hacer algo que nos ayudara a aprender de nuestras propias vivencias, y al mismo tiempo ofrecer el aprendizaje a otras personas o colectivos nos llevó a involucrarnos en una serie de dinámicas de grupo, la primera fue una “encerrona”, en la que estuvimos las y los socios fundadores de Ojo de Agua. En medio de la frondosa frescura de los bosques comunales de la Sierra Norte de Oaxaca, a casi 3000 metros sobre el nivel del mar dialogamos, caminamos entre los pinos mientras miramos hacia atrás al camino metafórico por el que hemos transitado durante estos años. Tratamos de comprender las relaciones entre nosotras y nosotros, y también intentamos definir qué es lo que cada individuo que formamos este equipo quiere del viaje que Ojo de Agua nos ha ofrecido y nos seguirá ofreciendo.

Cuaji 1También acudimos a la energía y conocimiento de Claudia Magallanes, Coordinadora de la Maestría en Comunicación y Cambio Social y aliada de Ojo de Agua desde, para que nos acompañara en este proceso. Claudia, con la ayuda de un grupo de alumnas y alumnos de su facultad, ofrecieron varias dinámicas muy útiles para ayudarnos a comprender nuestra trayectoria y definir nuestro propio quehacer. La participación de Claudia y su equipo se junta con trabajo previo de sistematización que ella y otras personas han hecho en Ojo de de Agua, y así resultan aportaciones muy significativas a lo que aquí se presenta. Vale reconocer que una de las fuentes principales de este escrito vienen del trabajo de sistematización de Claudia y de su equipo.

Remain_reunion

Claudia y su equipo grabaron decenas de horas de conversaciones, realizaron dinámicas de talleres y entrevistas, las cuales se juntaron con una revisión de nuestros escritos, informes, minutas de trabajo, curriculum, planes de trabajo, etc., etc. El equipo de Claudia también analizó los resultados de investigaciones académicas que otras personas han hecho sobre nuestra organización. A la fecha de redactar este texto, contamos con un documento interno que Claudia nos ofreció, titulado “Reporte de sistematización de Ojo de Agua”1.

1El reporte que Claudia Magallanes nos ofrece, el cual consiste en importante insumo para este documento, es resultado del acompañamiento y el trabajo en los periodos 2008-2009 y 2013- 2014. Las tareas de diseño, planeación, ejecución, transcripción, organización y redacción de diversas actividades e intervenciones en este reporte son colectivas y en ellas han participado en distintos momentos y con varios niveles de involucramiento: Claudia Magallanes Blanco, Lya Camille Morales Hernández, Teresa Flores Solana, José Manuel Ramos Rodríguez, Daniela Parra Hinojosa, Alfredo Atala Layún y Antoni Castells i Talens. Dos personas que contribuyeron mucho a la elaboración del reporte, a través de sus publicaciones sobre Ojo de Agua son Laurel Smith con su tesis doctoral y Erica Cusi Wortham con su libro más reciente derivado de su tesis doctoral.

Mientras el trabajo de Claudia nos ayudó a pintar un retrato de Ojo de Agua en su viaje hasta el tiempo presente, también contamos con un nuevo y valioso aliado: Romain Taravella, quien compartió su experiencia en la elaboración de planes estratégicos. Romain nos ayudó a ubicar los problemas en relación a nuestros objetivos como organización, con sus causas y raíces, hasta definir las estrategias y acciones que debemos tomar durante los próximos cinco años.

Esta revisión de Ojo de Agua culminó con una sesión de terapia grupal, guiada por Lorena Salgado, quien aplicó metodologías de Gestalt, terapiaRemain_reunion2s tradicionales de origen chino y muchísima sensibilidad e intuición, que han ayudado a armonizar las dinámicas de grupo, y aprender métodos de mitigar conflictos internos y externos.

Así, a paso lento, y con muchas pausas obligadas por la carga de trabajo, a partir de nuestro 15º cumpleaños, y ya pasado el 17º, logramos un proceso muy nutrido cuya esencia aquí compartimos. Concluimos esta sección introductoria aclarando que la información es abundante, y las formas para explorarla son múltiples. Faltaría más información, más precisión, más análisis. Pero aún así, vemos este ejercicio como valiosísimo punto de partida.

______

1 El reporte que Claudia Magallanes nos ofrece, el cual es un importante insumo para este documento, es resultado del acompañamiento y el trabajo en los periodos 2008-2009 y 2013- 2014. Las tareas de diseño, planeación, ejecución, transcripción, organización y redacción de diversas actividades e intervenciones en este reporte son colectivas y en ellas han participado en distintos momentos y con varios niveles de involucramiento: Claudia Magallanes Blanco, Lya Camille Morales Hernández, Teresa Flores Solana, José Manuel Ramos Rodríguez, Daniela Parra Hinojosa, Alfredo Atala Layún y Antoni Castells i Talens. Dos personas que contribuyeron mucho a la elaboración del reporte, a través de sus publicaciones sobre Ojo de Agua son Laurel Smith con su tesis doctoral y Erica Cusi Wortham con su libro más reciente derivado de su tesis doctoral.

COMO TRABAJAMOS

Trabajamos_1

Nuestros objetivos institucionales dictan lo siguiente:

  • Fortalecer capacidades que permitan la apropiación de herramientas y la creación de espacios de comunicación, principalmente para los pueblos indígenas.

  • Contribuir al entendimiento y respeto de la diversidad cultural, agilizando la información, comunicación y expresión al interior de las comunidades indígenas y hacia resto de la sociedad.

  • Funcionar como un centro de encuentro, intercambio y retroalimentación entre las y los comunicadores de los pueblos indígenas de Oaxaca, así como con otras regiones y países.

  • Apoyar a otras organizaciones de la sociedad civil en el fortalecimiento de sus propias estrategias de comunicación.

     Trabajamos_2

Nuestras acciones se dividen en tres áreas generales: Producción, formación, difusión, a las cuales recientemente se ha sumado una cuarta: Incidencia en políticas públicas. Bajo este esquema nuestro plan de trabajo marca las siguientes estrategias:

  • PRODUCIR PROGRAMAS DE VIDEO Y DE RADIO para las comunidades indígenas y el público en general, que aborden, experiencias y expresiones en diversos temas y ámbitos de los pueblos indígenas.

  • IMPARTIR TALLERES para la apropiación del video, la radio y otros medios de comunicación.

  • ORGANIZAR ENCUENTROS para la discusión e intercambio de experiencias sobre la comunicación indígena, entre organizaciones sociales y demás grupos interesados en la temática.

  • DIFUNDIR MATERIALES AUDIOVISUALES en las comunidades indígenas y hacia el público en general.

  • PROMOVER LA PARTICIPACIÓN de las y los comunicadores indígenas en diversos foros e instancias formativas, para contribuir a mejorar el quehacer de la comunicación.

  • BRINDAR ASESORÍA ESPECIALIZADA a organizaciones sociales e indígenas para responder a sus propias necesidades de comunicación.

  • HACER GESTIONES para el beneficio de los y las comunicadoras indígenas, con el fin de facilitar su trabajo como creadores y comunicadoras.